Bajar de peso sin hacer dieta

2¿Se puede adelgazar comiendo lo que agrada y sin sacrifico? Desde luego que sí y a continuación te explicamos cómo conseguirlo. Crear unos hábitos saludables

Hay que comer más de los siguientes alimentos:

Frutas y vegetales crudos. Proveen vitaminas, fibra y azúcares naturales lo que además de aportar innumerables beneficios, dan la sensación de saciedad sin necesidad de comer mucho.

Hay que tratar de consumir más proteína en cada comida en la que el pescado, sobre todo el salmón por su elevado contenido en ácidos grasos omega 3, debería estar presente.

Hay que decantarse por loso carbohidratos enteros, como por ejemplo los granos sin refinar y por supuesto las verduras y las frutas.

Los alimentos vacíos deben evitarse como la pasta, las galletas, el pan o los postres. Con la disminución de estos alimentos en las dietas se notará como la vitalidad y la energía aumenta.

Los refrescos también deben evitarse ya que se encuentran llenos de sodio y de azúcar. En su lugar reemplácelas por zumos naturales o por zumos. Los refrescos light se deben consumir con precaución ya que  según estudios realizados el sodio que contienen impide la correcta absorción del calcio.

Control en las comidas

Hay que tratar de comer raciones pequeñas, para ello no se deben servir raciones más pequeñas que las que estamos acostumbrados a echarnos en el plato. Si se come en un restaurante, las raciones suelen ser bastante grandes, por lo que no hay que terminarse el plato. Deja lo que sobra o incluso llevátelo a casa si lo prefieres.

No hay que omitir jamás el desayuno, siendo muy importante para el control del peso. Si no se desayuna se tiende a comer más comida basura a lo largo de todo el día.

Aconsejamos no comer frente a la televisión, ya que según algunas investigaciones, si se come mirando el televisor, se come mayor cantidad.

Dietas relámpagos

Hay que tener mucho cuidado con las dietas relámpago, porque de igual manera que se baja muy rápido de peso, se vuelve a coger. Con las altas y bajas de kilos, lo que se consigue es que la carne se ponga muy flácida. No se debe intentar bajar de peso solo con una dieta, se debe incrementar con un cierto nivel de actividad física.

Calorías

2.600 calorías al día es lo que aproximadamente necesita ingerir un hombre adulto que lleve una vida sedentaria. 2.800 calorías al día si desarrolla una actividad física moderada y 3.000 calorías si realiza un trabajo físico intenso. La mujer, en comparación con el hombre, requiere un consumo de energías menor, excepto las mujeres que están embarazadas. De acuerdo con la realidad física que realicen deben ingerir cada día entre 1.900 calorías y 2.300 calorías.

Consecuencias de la obesidad

Son muchas las alteraciones orgánicas que la obesidad puede ocasionar siendo algunas de las más frecuentes un aumento del colesterol, aumento de los triglicéridos, arteriosclerosis, hipertensión arterial, gota, trastornos biliares, ansiedad, depresión o conducta pesimista. Por todo ello se recomienda mantenerse en el peso adecuado.

A %d blogueros les gusta esto: