Bronceado perfecto durante todo el año

morenoSi quieres mantener durante todo el año ese bronceado perfecto que conseguiste durante los meses de verano, debes saber que existen remedios que te ayudarán a conseguirlo de una manera completamente natural, sin tener que gastarte dinero acudiendo a sesiones de rayos uva y además en tu casa.

Coco para estar bronceada todo el año

Al desaparecer el verano y cuando las temperaturas comienzan a bajar, ese bonito tono moreno que hacía que nuestra piel se viera tan bonita, desaparece también, dando paso a un color blanquecino y pálido nada favorecedor. Si quieres continuar presumiendo de tu piel y lucir tus prendas preferidas sin perjudicar tu salud, prepara el siguiente bronceador casero con ingredientes completamente naturales.

Para ello vas a necesitar seis cucharas de aceite de coco, seis cucharas de manteca de cacao y doce gotas de aceite de lavanda.

Comienza fundiendo la manteca de cacao. Puedes hacerlo bien el microondas o al baño María, como prefieras. Cuando ya se haya fundido retírala y mézclala con el aceite de coco y con el aceite de lavanda hasta que consigas una pasta bien homogénea, que deberás extender por todo tu cuerpo y dejar que se seque sin aclarar después.

Si exfolias todo el cuerpo antes de extender dicho bronceador natural, vas a conseguir un tono muy bonito y uniforme ya que vas a eliminar todas las células muertas de tu piel a la vez que la suavizarás. De esta manera el producto va a penetrar mucho mejor en la dermis también.

Con la utilización de este bronceador casero, además de adquirir un bonito moreno en cualquier momento del año como hemos dicho, también podrás relajarte al máximo ya que el aceite de lavanda posee un fuerte poder calmante que desprende un aroma muy agradable y placentero.

Té para conservar el bronceado

Cuando terminan tus vacaciones y quieres seguir conservando ese bonito bronceado que has adquirido durante ellas, puedes utilizar el siguiente remedio natural de belleza para que tu moreno te dure durante mucho más tiempo.

Para ello tan solo vas a necesitar seis bolsas de té negro. Llena tu bañera con agua y por a hervir mientras tanto un litro de agua al que vas a añadir las seis bolsas de té. Después echa en el agua de la bañera el resultado y sumérgete en ella para disfrutar durante un cuarto de hora de un relajante baño. Además de alejar el estrés conseguirás que tu bronceado dure mucho más tiempo con este truco.

Leche para paliar las quemaduras del sol

Si tu caso se trata de que sufres quemaduras en la piel debido a un exceso de sol o a que no has tomado las precauciones necesarias, podrás paliar el escozor que éstas provocan con este sencillo remedio casero.

Empapa una gasa con leche que esté muy fría y ve colocándola en las zonas de tu cuerpo donde hayan aparecido las quemaduras solares. Mantenlas presionadas durante unos minutos y repite el proceso durante varias veces al día. Ya verás cómo las quemaduras se van atenuando y por supuesto, el escozor que éstas provocan.

A %d blogueros les gusta esto: