Cejas delgadas sin depilación

Tener las cejas delgadas ya no depende necesariamente de la depilación por medio de cera o de hilos. Si se tienen pocos vellos sin orden, es posible emplear una forma efectiva y que no hará gastar ni un solo peso. Cejas delgadas sin depilación Es uno de los aspectos de belleza que más tienen en cuenta las mujeres, pero no a todas les queda tan fácil porque no saben cómo hacerlo y sus cejas son tan pobladas que no tiene ni idea por dónde empezar, sin contar que les da miedo someterse a algunos tratamientos comunes pero que pueden resultar dolorosos por la cantidad de pelitos. Pero para una mujer debe ser vital cuidar todos los detalles de su rostro, pues darán un buen aspecto y dejaran una excelente impresión en quienes la rodean.

 Para las que finalmente se arriesguen a un proceso estético como los hilos o la depilación con cera, deben saber que mes a mes, los vellos vuelven a crecer y debe repetirse continuamente. Entonces, para ahorrarse ese dinero de más, pueden aprender a hacerlo por sí mismas en su casa. Para poder afinar las cejas y adelgazarlas poco a poco sin necesidad de una depilación, hay que buscar un esténcil o plantilla, que tenga el diseño adecuado de las cejas y que ayude a afinar el rostro. Es bueno emplear un arco alto para que las cejas se vean un poco más largas. Si lo que se quiere es acortar el rostro, hay que buscar una plantilla plana, sin curvas. Si la cara es muy cuadrada, es necesario suavizar los rasgos y para ello, se puede usar un esténcil que sea curvo y de un aspecto de corazón al ver las dos cejas. Por último, si el rostro es muy redondo, la plantilla debe emplear un pequeño ángulo. 

Hay que cepillar con agua las cejas ya que es mejor de manejar y obtener la forma deseada. Se ubica el esténcil sobre una ceja y se alinea de acuerdo a unas marcas obtenidas a partir de una medida obtenida por medio de un cepillo de de cejas: se mide desde la fosa de la nariz, verticalmente hacia la ceja, y donde se toque la ceja, allí debe empezar. Para conocer el fin, basta con girar el cepillo en diagonal hasta el final del ojo. Los vellos que queden por fuera del esténcil, deben ser peinados hacia adentro, tratando de que los pelitos queden bajo el esténcil. Se hace lo mismo arriba y abajo, hasta que el esténcil cubra completamente la zona y la ceja se vea delgada. Se retira el esténcil y se aplica un poco de fijador de cabello o laca, para que la línea delgada no pierda ese grosor. 

A %d blogueros les gusta esto: