Como hacer para amortiguar el efecto de las fiestas sobre nuestro cuerpo

Fin de año Como hacer para amortiguar el efecto de las fiestas sobre nuestro cuerpo Las celebraciones de Navidad y Año Nuevo son generalmente abundantes, y se repiten a lo largo de todo el mes de diciembre, y lo que tienen de malo es que están plagadas de innumerables comidas, en general súper calóricas. Cada persona tiene su idea del plato perfecto para las fiestas, repleto de ingredientes poco saludables. Contrariamente a lo qu esiempre pensamos, lo peor para nuestra salud y nuestro peso, no son las abundantes cenas festivas, sino la larga serie de aperitivos, tentempiés y las largas sobremesas, sumadas a la gran cantidad de celebraciones que hay en el mes de diciembre, a toda hora, y en todo lugar. Un buen plan a seguir es reservarse para las ocasiones especiales, en las que se comparte tiempo con la familia y los amigos, y evitar las tentaciones que hay a lo largo de todo el mes, ya sea los after office o los almuerzos de fin de año. Con esto no pretendemos recomendarte que te prives de las comidas, pero sí que trates de comer con moderación, teniendo en cuenta qué alimentos son los que realmente te afectan. Es importante mantener el nivel de actividad física, o mejor aún, incrementarlo, porque no alcanza con sólo comer comida saludable. Lo primordial es mantener un buen equilibrio, y seguir algunas pautas que enumeraremos a continuación:

  • Si comes algún plato alto en grasas, o estás por atacar el plato de frutas secas, trata de restringirte a un solo tipo, es decir, si vas a comer pan dulce, evita el turrón.
  • Modérate con las bebidas alcohólicas, que parecen interponerse a toda hora y todos los días en nuestro camino con un sinfín de brindis, y si no puedes resistir la tentación, al menos intenta intercalar un vaso de agua con cada copa de champagne… o ponte horarios permitidos, a saber, intenta evitar las copas antes de las 6 de la tarde, y cuando llegue la hora de tomar, hazlo despacito.
  • Procura que en tu plato haya al menos un 50% de vegetales, y excluye aquellos como arroz, papas, relleno y maíz.
  • Sírvete platos pequeños y evita repetir; opta por lo fresco y lo verde cuando selecciones lo que te sirvas, y prefiere siempre los vegetales crudos a los cocidos.
  • Si sabes que vas a comer bastante por la noche, intenta cuidarte el resto del día, así como también el previo y el posterior.
  • No olvides beber mucho agua en esta época, pues te ayudará más que nunca a limpiar tu organismo, y si puedes incrementar tu actividad física, aunque sea caminando media hora por día, verás como pasa el mes sin dejar secuelas en tu peso.

Habiendo ya leído esta nota, te recomendamos una vez más, no te prives de disfrutar las fiestas de fin de año, pero asegúrate de controlar lo que ingieres porque sino te arrepentirás cuando llegue el próximo año… y si aún así el 1º de enero te sorprende con 3 kilos de más, en vez de lamentarte recuerda lo bien que la pasaste, y como dice el dicho “año nuevo vida nueva” o “año nuevo, rutina del gimnasio y dieta nuevas”.

A %d blogueros les gusta esto: