"Picar" sin engordar

La alimentación de una chica para controlar su peso es importante pero no hay que confundirla con dejar de comer o evitar algunas comidas básicas durante el día. También hay que cuidar la ansiedad, pues la costumbre de comer una cosa, después otra y tal vez otra más, puede convertirse en una preocupación. Afortunadamente hay alimentos que pueden servir de «pasabocas para picar» sin subir un solo gramo de peso y siendo totalmente nutritivos. "Picar" sin engordar El hecho de comer ciertos alimentos no quiere decir que todos engorden, obviamente hay que cuidarse de grasas, dulces en exceso y refinados o paquetes, pero no todos los alimentos son malos, es más, pueden saciar sus estómagos con alimentos saludables y que conservan la línea tanto en el trabajo o estudio como en la casa.

Lo bueno es que los nutricionistas recomienda consumir entre 5 y 6 porciones de comida diaria para mantener un equilibrio, un metabolismo activo y no aumentar de peso, aclarando que debe ser en cantidades adecuadas, pues si es mucho, lo probable es que en menos de un mes la figura femenina poco a poco desaparezca y aparezca algo parecido a un nevecón. Cabe recordar que no es bueno saltarse comidas ni tampoco comer mucho para enseguida ir a dormir pues el estomago las asimila de manera diferente.  El concepto de lo que engorda no es comer sino lo que comemos es básico para poder picar sanamente.

Para comer en el estudio o en el trabajo

– El desayuno es vital para empezar con energías el día es por eso que no puede ser omitido  y como es probable que por el agite de las actividades, no se alcance a almorzar al medio día exactamente sino unas horas después.  
– Como no se puede aguantar y hay que evitar el café o el chicle porque puede producirse gastritis, mayor actividad de los ácidos y descompensación general, es bueno consumir máximo 3 galletas integrales o una de arroz soplado, barritas de cereales o un banano. 
– Los yogures descremados, de soja o bajo en calorías cuidan la flora intestinal y calman el hambre.
– Las frutas deshidratadas como piña, banano, manzana, pasas y ciruelas pueden funcionar como un rico postre ya sea para consumir solas o para acompañar con el yogurt, aunque hay que cuidar que no sea mucho para no absorber muchas calorías, pues aunque se cuide el estomago se aumenta el peso. 
– Los frutos secos también son una buena opción, pues las almendras sin recubrimiento y nueces para controlar la ansiedad, las ganas desaforadas de comer y aportar energía al cuerpo. 
– Pero nada mejor que una fruta fresca para el control de calorías, para consumir algo rico y sin engordar,  complementando esta dieta con agua o una botella de té.

Para comer en la casa

En casa es mucho más fácil llevar a cabo una dieta para picar, pero hay que cuidar las tentaciones de dulces o harinas, además de la visita a la alacena constantemente. Para evitarlo no hay que comprar alimentos que engordan sino por el contrario frutas y verduras. 

Si el problema es de sed nada mejor que un jugo, por el contrario si es para masticar es mejor consumirlas directamente.Para complementar funciones de control de calorías y metabolismo, la desintoxicación es importante con zumos como la zanahoria o el apio y puede que al inicio suele algo poco agradable, pero después puede comenzar a gustar al paladar. 

Las actividades energéticas y para beneficiar la belleza también juegan un gran papel, pues hay jugos también para la reducción o prevención de la celulitis como la piña. Si hay suficiente tiempo para divertirse en la cocina, el sushi es una buena alternativa.

A %d blogueros les gusta esto: