Cómo lavar el pelo en seco

pelo1 Existe una gama de champús que te permitirán lavarte el pelo sin agua además de peinarla muy fácilmente. Pero para ello debes aprender su protocolo propio. A continuación te explicamos las reglas básicas para lograr lavarte tu pelo totalmente en seco.

Un gran invento

El champú seco es uno de los grandes inventos del siglo XX, remontándose su origen a los años sesenta. Este tipo de champú además de permitir espaciar los lavados de cabello, evitando de esta manera la irritación del cuero cabelludo, aporta un volumen mayor a las raíces demás de mayor cuerpo y textura al pelo, algo que permite peinarlo estando recién lavado sin que las horquillas se resbalen. Descubre los secretos de este champú que ha llegado a convertirse en un producto de estilo de lo más significativo en los últimos tiempos.

¿Qué es el champú seco?

El champú seco es una solución de polvo micronizado que cuenta con una base de sílice que actúa como un estupendo absorbente, impregnando la grasa natural que van provocando los folículos pilosos del mismo cuero cabelludo, eliminándolo del pelo.

¿Cómo utilizarlo?

Si lo que pretendes es lavar tu cabello sin agua, lo primero que tienes que hacer es cepillarlo para eliminar cualquier enredo, pero sin humedecerlo. Una vez hayas hecho esto, pulveriza el champú solamente en las raíces, ya que el objetivo será acabar con toda la grasa que se genera en esta parte del cuero cabelludo y que después se va a ir extendiendo por todo el pelo.

Hazlo a aproximadamente quince o veinte centímetros y vete moviendo el cabello mientras lo vayas haciendo para que consiga llegar a todos y cada uno de los rincones. No te asustes cuando compruebes que toda la cabeza se te pone blanca, ya que va a desaparecer con un simple cepillado.

Empieza por la zona de la coronilla y después avanza hacia delante. Para lograr limpiar la zona de la nuca, lo mejor es que pongas boca abajo la cabeza y vayas abriendo con la ayuda de un peine, varias rayas.

Después masajea toda la cabeza con una toalla o con los dedos y deja que actúe el champú durante un par de minutos aproximadamente.

Después cepilla bien todo el cabello. Hazlo con la cabeza hacia abajo, poniendo los cinco dedos en el cuero cabelludo y frotando sin apretar, pero agitando bien toda la melena, de igual manera que se hace cuando se intenta crear más volumen.

Si pretendes utilizar el champú solamente en el flequillo, recuerda pulverizar el champú solo por la parte de debajo. Espera y cepilla desde arriba.

Si tu intención es dar más volumen, aplica el champú seco simplemente en las raíces, como si fueras a limpiarte el cabello. Pero si lo que buscas es conseguir una mayor textura en el pelo, pulveriza el champú solo en las puntas y en el medio del cabello y sacude ligeramente. De esta manera también conseguirás un acabado mate.

A %d blogueros les gusta esto: