Uñas más frágiles que un cristal

Las uñas son una parte importante para las chicas y se sienten bellas cuando las pueden lucir. Pero hay ocasiones en que la morfología y condiciones de cuidado no permiten que crezcan o que se mantengan firmes o fuertes, es ahí cuando aparecen las uñas partidas y en capas. Afortunadamente, para los casos más comunes que son un 90%, hay soluciones prontas y efectivas. Uñas más frágiles que un cristal Las chicas sufren constantemente por que sus uñas parecen vidrios en pedacitos, no terminan de hacerse el manicure cuando se están levantando por capas, dañando el maquillaje y dañando la estética general de la uña y de la mano. Esto también puede representar un problema para aquellas que quieren dejar crecer sus uñas, pero no las ven más largas que 5 milímetros, y unas optan por “comérselas” o terminar partiéndolas con los dientes.

Por qué se parten las uñas?

Las causas pueden variar, pueden ir desde un mal tratamiento estético y falta de experiencia por parte de quien realiza el manicure, la descalcificación y contenido de proteínas que provean fuerza en muchas partes del cuerpo y por último las tareas y actividades diarias, lo que imposibilita que las uñas estén firmes. También puede derivar de enfermedades en las extremidades e hinchazón de las manos.

Algunas soluciones

No hay un diagnostico medico como tal y tratamiento acorde a esta afección, pues es mas de tipo estético que medico, pero aun así hay remedios caseros y naturales que pueden ayudar a reducir la fragilidad y al crecimiento normal de las uñas. Para el cuidado estético y mientras se soluciona el problema es aconsejable tener las uñas limpias y cortas, usando generalmente una lima, además de estar humedeciendo constantemente las uñas, ya sea por lavado de manos o uso de químicos, pues la humedad facilita su ruptura y debilidad. 

Por otro lado algunos esmaltes naturales tienen componentes como el ajo, que pueden fortalecer las uñas con una aplicación semanal, el empleo de guantes de algodón para las salidas o de caucho para tareas difíciles y con presencia de humedad, pueden protegerlas.

Otros remedios caseros están hechos a base de aceite de oliva lo que las hidrata y endurece, como también lo hace la cebolla o el aceite de ricino, en donde se sumergen por unos minutos y poco a poco la uña recobra sus propiedades.  Otra manera es aportar nutrientes y minerales al cuerpo por medio de infusiones naturales a base de cola de caballo o diente de león. 

Casos más complejos

En ocasiones ninguna solución da resultado, y es necesario acudir a especialistas médicos para que valoren la salud y las condiciones corporales, pues muchas veces las características físicas que empiezan a presentar las uñas son a causa de desnutrición o anemia o ausencia de higiene, lo que facilita la proliferación de hongos. Son pocas veces, pero pueden caerse las uñas por falta de fuerza y pueden haber manifestaciones o cambios en forma, color y tamaño de las uñas. 
Por último hay que tener cuidado en el trabajo si se emplean químicos como el arsénico, pues debido a una intoxicación se generan daños en las uñas; o el consumo de medicamentos fuertes para algunos organismos, afectan la estabilidad general y facilitan el levantamiento de las uñas.

Formas de prevención

– Evitar comer o morderse las uñas, pues se debilitan y se descascaran. Este comportamiento específicamente puede ser a causa de la ansiedad.

– Los padrastros deben ser eliminados cada vez que aparezcan

– Inicialmente hay que tener las uñas cortas y evitar el esmalte. En lo posible emplear cremas que humecten.

A %d blogueros les gusta esto: