Manejar los nervios en la primera cita

La primera cita es un momento de mucho nerviosismo para cualquier mujer y no sabe que decir, como vestirse y como actuar, pero hay algunos consejos que pueden servir para manejar esas emociones desenfrenadas Manejar los nervios en la primera cita Cuando se conoce un hombre y será la primera cita, puede sentirse mucha alegría porque se está en compañía de esa persona pero también puede haber cierto nerviosismo porque no se sabe como saldrá, de que se hablara, si se verán presentables y que sea graden el uno al otro y que la ansiedad no dejen que solo se cometan errores como hablar cosas sin importancia o aburrir al galán. 

– Antes que nada debe hacerse un equilibrio entre personalidades, por ejemplo, si la mujer es muy extrovertida, debe tratar de calmar su emoción e incluso coquetería excesiva, pues puede parecer muy lanzada, pero tampoco al extremo contrario que es la introversión en la que casi no se habla, no se opina, solo se ríe y la timidez e inseguridad es constante. 

– Hay que relajarse y más si se tiene mucho tiempo sin salir con alguien y la emoción brota por los poros, pero no hay que ilusionarse demasiado o crearse muchas expectativas porque solo el tiempo y la forma en que se desenvuelvan puede definir que pasara en el futuro. Por eso es importante disfrutar del momento, no forzar ni empujar la situación, conversar, sonreír, no hablar de un futuro cuando no se sabe si lo hay en pareja. 

– La forma de vestir no es necesario que sea extravagante, solo de la manera más natural, de la que es más sencilla y cómoda, que permita una movilidad sin forzar posturas y  que haga sentir a la chica muy hermosa y atractiva. Ya depende de la personalidad si se quiere ir muy recatada o si se quiere ir mostrando algo pero que también deje a la imaginación. 

– Para conocer a una persona se necesita más de una noche y no es necesario que se pretenda dar a conocer todo lo bueno de si misma en unas cuantas horas, pues se verá muy forzado, lo mejor es ir paso a paso y dar la oportunidad al otro de ir abriéndose y darse a conocer también.  Además ya depende del hombre percibir lo que le gusta y lo que no. 

– Debe mantenerse una conversación muy natural, y una regla básica es no preguntar cosas incomodas o del pasado, de ex parejas o situaciones de desamor porque será muy incomodo, además que por medio de esas actitudes es que un hombre va percibiendo si sale con una chica celosa, que quiere saber todo y controlar todo además de tener ínfulas de investigadora. 

– Tampoco hay que dejar de lado la idea de que el está igualmente nervioso y que así se vea muy tranquilo y como que nada pasa por su cabeza, la verdad la tiene totalmente enredada y maquina segundo a segundo que decir y cómo comportarse, así que están en posiciones muy semejantes.  No es raro que se presenten silencios que pueden ser incómodos pero son fáciles de retirar con cualquier tema o con algo que pase alrededor. 

A %d blogueros les gusta esto: