Operación primavera para tus plantas

Cuando llega la primavera es normal poner en marcha la operación bikini mirando hacia el verano, pero también es el momento perfecto de dar lustre a nuestras plantas, tanto a las que tengamos en la terraza como a las de dentro de casa, para que durante los meses siguientes se pongan preciosas. Vamos a descubrir algunos fáciles trucos caseros para conseguirlo. Operación primavera para tus plantas

Baño de espuma

En un litro de agua diluiremos una cuchara pequeña de gel de baño y con esta mezcla pulverizamos la planta, tomando especial cuidado en sus hojas. Después empaparemos la planta con agua completamente limpia y que no tenga mucha cal. Si vivimos en una zona donde el agua está muy calcificada, podemos usar agua mineral embotellada.

Cerveza para abrillantar sus hojas

Para limpiar hojas grandes como las del ficus, del crotón, del cheflefilodendro, etc., debemos usar una esponja impregnada bien en cerveza. Pasamos la esponja sobre todas las hojas de la planta con mucho cuidado y secamos un paño seco y limpio.

No hay que limpiar las flores

Cuando están en floración las plantas, no deben limpiarse sus flores ya que en ese caso se perderán. Como éstas son muy delicadas, no conviene ni que las mojemos ni que les apliquemos ningún tipo de producto.

Lo más que podemos hacer es pasar por estas flores un pincel muy suave como en el caso de los bonsáis, para quitarles el polvo que puede llegar a acoplarse en ellas.

Si las hojas de la planta tienen pelillos hay que hacer una limpieza en seco

En caso de que contemos con plantas que tienen hojas aterciopeladas con pequeños pelillos como pueden ser las hojas de la violeta africana, nunca deberán mojarse ya que se pudrirán con total seguridad. Tampoco deben vaporizarse ni para limpiarlas ni para refrescarlas ya que sucederá lo mismo. En estos casos la solución pasa por cepillarlas con muchísimo cuidado con la ayuda de una cepillo de dientes para niños, que además de ser más pequeños y facilitarnos esta tarea, son bastante más suaves y de esta manera podremos tratar estas hojas con la delicadeza que se merecen.

Cómo cuidar las hojas de los bonsáis

Este tipo de planta tan peculiar y bonita, requieren una limpieza muy cuidadosa. Para quitar ese polvo que se irá generando tanto en sus hojas como en sus ramas, lo mejor será que utilicemos, como ya hemos comentado anteriormente, un pincel de pelo fino.

Vinagre para conseguir eliminar las manchas

En algunas ocasiones podemos encontrarnos con que las hojas de nuestras plantas cuentan con unas manchas blancas y eso se debe a que el agua con la que las estamos regando cuenta con un exceso de cal.

En este caso la solución pasará por pulverizar sus hojas con una mezcla de vinagre y de agua en una medida de una cuchara sopera de vinagre por cada litro de agua. Con eso será suficiente para conseguir eliminar esas antiestéticas manchas de sus hojas.

A %d blogueros les gusta esto: