Consejos para no engordar estas vacaciones

aaCada año por estas fechas sucede lo mismo y es que cada persona engorda de media entre dos y cuatro kilos entre los días que van desde Nochebuena hasta los Reyes.

Si has estado durante todo el año a dieta, lo más probable es que durante estas fechas se estropee todo lo conseguido y que parezca que no haya nada que pueda evitarlo. Sin embargo, sí que es posible hacer las cosas de una manea distinta y esto no implica que hay que ponerse a régimen hipocalórico durante las navidades, pero sí que es cierto que cumpliendo una serie de reglas más o menos sencillas, se puede conseguir lo que parece imposible y es superar estas dos semanas que van desde el día 24 de diciembre hasta el día 6 de enero, pesando gramo arriba gramo abajo. Aprende cómo hacerlo.

Hidratando los platos

Se deben intentar comer solo alimentos que sean ricos en agua como los vegetales y las frutas, para ayudarte en una doble misión, la de sentirte saciada o llena y la de estar hidratada. Los alimentos que son ricos en agua suelen también ser ricos en fibra, en vitaminas y en minerales como el potasio, que ayudan a controlar la inflamación que producen las comidas que son ricas en sodio y que abundan durante estas fechas. Tampoco hay que olvidarse de bebe agua abundantemente, ya que cuando el organismo tiene sed emite unos signos muy parecidos a cuando se tiene hambre.

No se debe dejar el gimnasio

La tentación de dejar durante estos días el gimnasio es grande, pero si se tienen unos días libres no hay que dejar de hacer ejercicio y si te marchas de viaje, al menos intenta andar o correr los máximos días posibles. El ejercicio físico además de ayudarte a perder peso, mejorará tu estado de ánimo y te va a ayudar a luchar con el estrés que los compromisos sociales en estas fechas suponen. Unos treinta minutos cada día de una caminata bien energética por la ciudad o por el campo, serán suficientes para mantener el metabolismo activado.

Controlar lo que se bebe

Las calorías también se beben y más rápido de lo que se comen. Por otra parte cuando se bebe más de lo habitual todos los mecanismos y las inhibiciones de control serán inútiles y te acabarás saltando todos los límites que te hayas podido marcar en cuestión de comidas. Con dos copas de más todo te parecerá correcto, incluso acabarte la bandeja de los polvorones tu sola.

Subir la proteína en la dieta y reducir los carbohidratos discretamente

ESta regla es solo para estos días. Deberías comenzar el desayuno bien cargado de proteínas, por ejemplo con un huevo o un yogur. Según un estudio llevado a cabo en la universidad de Sant Louis, las personas que desayunan con huevos, (no con huevos y bacon), pierden hasta un sesenta y cinco por ciento más de peso que aquellas que desayunan con pan, aún cuando el número de las calorías es muy similar. En las comidas y en las cenas es mejor que comas salmón, gambas o pavo en lugar de pan, dulces, turrón o polvorones.

A %d blogueros les gusta esto: