Crema de Salmón y yogurt: Una ligera y exquisita forma de cuidarte.

Aprende a preparar una deliciosa sopa cremosa, que no solamente te ayudará a cuidar tu línea, con un aporte en grasas casi nulo, sino que también conseguirá incluír en tu dieta y la de los que más quieres las vitaminas de las verduras, las proteínas del salmón, y todo el calcio de los sabrosos yogures.
¡Una receta diez! Crema de Salmón y yogurt: Una ligera y exquisita forma de cuidarte. Para el apartado de dietas de hoy, te propongo la elaboración de un sencillo primer plato que, saciará tu apetito, y además te encantará disfrutar en familia.

Además te ayudará a cuidar tu línea por dos razones: una, el salmón tiene un efecto saciante, y es el principal ingrediente de esta crema, que además te beneficiará de sus ricos omegas y todas sus proteínas, pero de un modo tan ligero que apenas aportará calorías. Esta es la segunda razón de la ligereza de esta crema, sus bajo aporte calórico, apenas 175 calorías por ración, se debe al yogurt, y su cremosidad. Que además de otorgarle a este plato un paladar delicioso, con una textura increíble, aportará calcio para tus huesos.

Tampoco debemos olvidarnos de las hortalizas, que ya están incluídas en este delicioso entrante, y que por supuesto, te beneficiarán con todas sus vitaminas y proteínas excelentes.

Así, que no hay excusas para no preparar esta receta, ideal también para los niños pequeños que son algo reaccios a la ingesta de verduras y pescado, ya que se mostrarán maravillados por el sabor de esta sopa.

Sin más demora, te detallo a continuación los ingredientes que usaremos para su elaboración. Toma nota de ellos:

  • 200 g. de filete de salmón
  • 2 calabacines
  • 2 zanahorias
  • 1 cebolla
  • 3 vasos de caldo de pescado
  • 300 g. de yogur desnatado
  • 3 cuch. de zumo de limón y 2 cucharaditas de ralladura
  • 2 cuch. de aceite
  • 4 cuch. de eneldo picado
  • sal

Y ahora, con estos sencillos pasos, te detallo como proceder para preparar esta suculenta sopa, que hará, sin duda que os “chupeis” los dedos y repitáis sin dudarlo dos veces. ¡Manos a la obra!

  1. Lava el salmón, cortalo y rocialo con el zumo de limón  mientras lo dejas macerar un tiempo.
  2. Cortar la cebolla, lava la zanahoria y los calabacines y cortalos también.
  3. Cuece la verdura con el caldo hasta que hierva. Escalfaa el pescado en el caldo durante unos 5 minutos.
  4. Retíralo del fuego, y agrégale la leche evaporada junto con el yogurt.
  5. Cocer el caldo sin tapar, retirar del fuego y agregar la leche evaporada y el yogur.
  6. Por último, solo te quedará condimentarlo a tu gusto y mezclar el pescado y la verdura con la ralladura del limón y el zumo restante.

¡Un entrante que os encatará a grandes y pequeños!

 

A %d blogueros les gusta esto: