Las patatas: tus grandes aliadas

Las frutas, las verduras, los productos lights y desnatados o las infusiones, son perfectas cuando estamos a dieta, pero también te interesará saber que las patatas pueden resultar perfectas para adelgazar. Descubre por qué. Las patatas: tus grandes aliadas

¿Por qué las patatas pueden convertirse en nuestras aliadas?

Ya sea si queremos bajar de peso como si queremos mantener la línea, la patata puede convertirse en nuestra aliada ya que contiene muy pocas calorías. Por ejemplo si las cueces al vapor tan sólo te aportarán 80 kilocalorías por cada 100 gramos consumidos y si las haces en puré o las gratinas, te aportarán aproximadamente unas 95 kilocalorías.

Además por elevado contenido en fibra, favorece esa impresión de saciedad que nos ayudará a comer cantidades menores puesto que nos llenaremos mucho antes.

Por otra parte las patatas nos aportan mucha cantidad de hidratos de carbono lentos o complejos que tardan en ser absorbidos más tiempo y que ponen en nuestro cuerpo un combustible que dura mucho más, algo que nos evitará sentirnos débiles o cansadas, algo que suele suceder cuando realizamos unas dieta.

En cualquier caso hay que tener cuidado a la hora de prepararlas, evitando aceites y grasas para que nuestros platos no se llenes de calorías.

Recetas con patatas ligeras

Podemos probar con alguna receta baja en calorías como los dados templados de patatas para los que necesitaremos los siguientes ingredientes:

· Un kilo de patatas

· Una docena de tomates tipo cherry

· Cien gramos de pepinillos

· Cien gramos de cebollitas

· Cincuenta gramos de alcaparras

· Aceite de oliva, vinagre de vino, cilantro y mostaza de Dijon

· Azúcar, sal y pimienta.

Cuece las patatas sin pelarlas en un cazo con agua fría y con sal durante unos 20 minutos. Mientras tanto lava bien y escurre los tomatitos y corta los pepinillos a lo largo por la mitad.

En un recipiente bate bien la sal, el azúcar y el vinagra. Añade después la pimienta y la mostaza y mezcla bien para proceder a añadir el aceite muy poco a poco y sin dejar de batir.

Cuando las patatas estén cocidas, se pelan y se cortan en dados para mezclarlas con las alcaparras, las cebollitas y el resto de los ingredientes y rociarlas con un poco de la vinagreta. Termina espolvoreando con un poco de cilantro picado.

Patatas preparadas al horno con láminas de pavo

Ingredientes:

· Trescientos gramos de patatas

· Caldo de ave desgrasado

· Cuatro tomates

· Dos filetes de pechuga de pavo

· Aceite, tomillo, pimienta y sal

Corta las patatas lavadas y escurridas en tiras finas y colócalas sobre una bandeja con aceite apta para horno. Salpimenta y rocía con el caldo y una cuchara de aceite.

Mete la fuente en el horno a 200 grados durante unos cinco minutos. Escalda mientras tanto los tomates, pélalos y córtalos en daditos pequeños, para saltearlos en una sartén hasta que pierdan todo el agua. Sazona con un poco de pimienta, de sal y de tomillo.

Corta el pavo en láminas y saltea las pechugas en un poco de aceite. Saca las patatas del horno y vete montando milhojas alternando una capa de patata, otra de tomate y otra de pavo. Espolvorea con el tomillo restante.

.

A %d blogueros les gusta esto: