¿Cuando es el momento de tener sexo con él?

¿Quién no se ha hecho esta pregunta, no? Uno cree saber cuando es el momento, pero cuando se encuentra en la situación, se da cuenta que no es así. Esta duda, se ha convertido en un gran dilema femenino. ¿Cuando es el momento de tener sexo con

El problema número uno se plantea en tu mente de la siguiente manera: “Si entrego todo demasiado rápido, corro el riesgo de que el otro pierda las ganas y el interés de seguir conociéndome”

Problema número dos: “Tal vez sea él quién realmente quiere esperar, y nos encontramos en la misma sintonía, pero…¿Cómo hacer para descubrir su situación?” Aquí podrías entrar en pánico, ya que él podría estar dictando cuál es el grado de seriedad de la relación. Los problemas continuarán dentro de tu cabeza, peleándose por ser más y más fuertes, pero es por eso que Emujer ha pensado para ti algunos puntos para tener en cuenta a la hora de decidir.

Él realmente quiere que le digas que no Si bien los hombres en la maratón de citas, mueren por tener sexo, también tienen corazón y desearían formar un vínculo especial con alguna señorita. A pesar de que ellos suban la temperatura sutilmente tratando de llevarte a la cama, la verdad es que preferirían que los rechazas. Pero…¡No temas mujer! Mientras mantengas vivas las señales de que vas a dormir con él en un futuro, va a permanecer pensando en vos.

El sexo es mucho mejor Como ya hemos dicho antes, si se entrega todo se pierde el interés. Es decir, mientras más te hagas rogar más placentero será el momento en que tengan sexo. Recuerda que cuanto más pasa el tiempo, más aumentan las fantasías que el otro deposita en ti.

Confía en tus verdaderos sentimientos En síntesis: el sexo hot puede enceguecerte o nublar tu sano juicio. Si te llevas bien con él en la cama, no quiere decir que sean el uno para el otro para convivir “hasta que la muerte los separe”. ¡Noooo! Aguántate un tiempo más y tómate el tiempo necesario para conocer a la otra persona, para entenderse y lograr una química per-fec-ta, tanto en la salud, como en la pobreza, en la cama, o en el piso…

A %d blogueros les gusta esto: