Tabúes del sexo urbano

Hace unos años para la mayoría de las mujeres el sexo era un tabú, una palabra prohibida, el tema del que ninguna se atrevía a hablar delante de otras personas. Causaba pudor conversar acerca de sexo con amigas, quizás por el miedo a ser señaladas como anormales.
Hoy en día el sexo ha mutado a algo más contundente en el ambiente femenino, se transformó en una nueva forma de vida. La mujer fue desencadenando todos aquellos pensamientos, comúnmente señalados como impuros en décadas anteriores, para poder expresarlos libremente con su pareja y amigos, logrando disfrutar de una vida a pleno goce. Tabúes del sexo urbano El sexo dentro, y fuera, de la pareja no es lo que solía ser. Luego de haber leído muchos y variados artículos que aluden al tema, me tomo el atrevimiento de afirmar que en épocas pasadas “hacer el amor” no era la suerte de ritual que hoy representa. ¿Quién se hubiera imaginado a su abuela disfrazada de colegiala, enfermera o bati chica, enroscando un látigo sobre el cuerpo del abuelo mientras gritaba obscenidades?, o sin ir mas lejos, no creo que hubiese sido factible imaginar a sus padres practicando sexo oral desnudos por la cocina, en el trabajo, o la vía pública (bueno no a grandes rasgos). En mi opinión, si los juguetes sexuales eran lanzados al mercado en esa época, mi abuela podría usar uno de ellos como palo de amasar, desconociendo totalmente su verdadera utilidad.Muchas de nosotras no podemos negar que nuestra “dulce” primera vez no represento un protocolo absurdo. A pesar de sentir esa famosa revolución de hormonas mezcladas con altas dosis de nervios, no podíamos darnos el lujo de entregar nuestra virginidad al primer transeúnte que se presentara, no. Por una cuestión de usos y costumbres, debíamos reservar nuestra castidad durante un largo tiempo de relación para que personas externas a nuestra pareja no tengan derecho a juzgarnos. sexo1.JPGLas relaciones sexuales se han convertido en un pilar importante en la historia de una pareja, o simplemente de dos personas que se conocen, se gustan y buscan pasarla bien conociéndose más profundamente el uno con el otro. Si el amor es el motor principal, el sexo es el aceite especial que hace que éste funcione correctamente. Muchos escritores contemporáneos le han dado al sexo la tajada de importancia que este merece en la actualidad, escribiendo artículos y libros de todo tipo. Bibliografías muy abarcativas que van desde la historia del sexo en sí, hasta las innumerables posiciones que dos personas pueden implementar en la cama. Por ende es notoria la transformación de algo controvertido, a algo natural llevado a la práctica de manera libre y asidua por millones de personas. En la actualidad las mujeres son mas liberales, no callan lo que sienten y se dan los gustos dándole fin al “pienso luego existo” y abriéndole las puertas al amplio espectro del placer sin límites. Mi humilde consejo es que se dejen guiar por aquello que sienten, aportando a su relación nuevas ideas y nuevas “locuras” sexuales que, a su criterio, ustedes piensen que pueden reavivar la pareja. Anímense a más, abran sus puertas a lo desconocido, quizás es allí donde descubran sus verdaderos gustos. Estoy más que segura que a un hombre moderno su nueva actitud avasallante y matadora lo dejará sin palabras.

A %d blogueros les gusta esto: