Cuando un simple dolor de espalda puede esconder algo más serio

Existen algunos detalles que nos deben poner en alerta cuando se sufre de un dolor de espalda y aunque en la mayoría de los casos suelen ser síntomas aislados, pueden conllevar algo más grave y que deben tratarse cuanto antes. Cuando un simple dolor de espalda puede esconder algo más serio

Preguntas frecuentes sobre el dolor de espalda

¿El dolor lumbar es uno de los más frecuentes?

Este dolor suele presentarse en algún momento de la vida de una persona entre un 60% y un 80% de las ocasiones y que genera más de dos millones anuales de consultas en los centros médicos. Si la causa es ósea o muscular es más frecuente que tenga lugar entre los 25 y los 45 años de edad.

Esta molestia no tiene porque siempre un desencadenante osteomuscular. Si no existe un traumatismo previo será necesario investigar y analizar por parte del médico otras causas y sus síntomas asociados.

¿Puede indicar un problema de riñones?

Si junto a este dolor se sufren dolores a la hora de miccionar se puede pensar que nos encontramos ante un problema en las vías urinarias. El dolor lumbar puede ser la causa de un cólico nefrítico o de una infección urinaria.

En cualquiera de los dos casos puede aparecer algo de sangre en la orina pero lo más significativo para distinguirlo es la presencia de fiebre que aparece cuando existe una infección que procede de los riñones. Para establecer un diagnóstico correcto el doctor deberá realizar una prueba de orina rutinaria en el mismo centro de salud.

¿Este dolor puede venir causado por un problema de tipo ginecológico?

Aunque el sistema reproductor de las mujeres está localizado sobre todo en la zona pélvica, no resulta extraño que algunos problemas de esta zona lleguen a originar un dolor que se irradie hasta la zona lumbar. Un embarazo ectópico por ejemplo, puede dar este tipo de molestias aunque es más frecuente que se de en la zona baja abdominal.

¿La molestia puede tener origen en la zona cercana al estómago?

Un cólico biliar es decir, la presencia de una “piedrecilla” en la vía que consigue comunicar la vesícula biliar o el hígado con el duodeno, puede ser la causante de molestias en toda la zona lumbar, así como una inflamación de origen pancreático, aunque en estos casos el dolor se percibe más extenso en la zona del abdomen o en el flanco abdominal, es decir en la zona lateral del abdomen.

¿Si se padece una úlcera ocurre lo mismo?

En ocasiones sí. Una pancreatitis aguda o una úlcera pueden manifestarse como un dolor intenso en el abdomen siendo casos muy característicos y que suelen ser diagnosticados sin ningún tipo de problemas.

¿Qué hacer ante un dolor lumbar?

Aplicar durante media hora diaria calor en la zona afectada puede lograr calmar el dolor aunque por supuesto será necesario en cualquier caso  siempre será necesario acudir al médico para averiguar el origen de dicho dolor.

¿Cuándo es un motivo de urgencia?

Una alteración bastante poco frecuente pero que cuando aparece es motivo de urgencia vital, es la complicación de un aneurisma o dilatación de una de las arterias de nuestro cuerpo y que al estar localizadas en la zona de los riñones, las molestias se manifiestan generalmente en la zona lumbar.

A %d blogueros les gusta esto: