Cuida tu piel según su tipología.

Descubre cual es tu tipo de piel, y aprende a cuidarla correctamente siguiendo unos cuantos consejos.
En este artículo te doy más información detallada. Cuida tu piel según su tipología. La piel constituye un aspecto muy importante en el bienestar de tu salud, y es que, si te paras a reflexionar un instante, ella recubre cada milímetro de tu cuerpo, y además te protege contra atques de posibles agentes externos.
Es por ello por lo que es importante que la cuides correctamente, ya no solo debido a los motivos estéticos, también por tu seguridad.

El primer aspecto a tener en cuenta para poder cuidar correctamente tu piel, y protegerla contra el sol u otros agentes que puedan dañarla, es comprenderla, y conocer qué tipo de piel es el que te corresponde. Por ello, en este artículo comenzaremos hablando de los tres tipos de piel que hay, y después procederé a comentarte unos cuantos truquillos y consejos acerca de como cuidar cada uno de ellos correctamente.

  • Piel Normal:

Su textura es compacta y generalmente parece estar hidratada. Digamos que es el tipo de piel perfecta, y por ello, generalmente solo se mantienen en determinadas etapas de la vida. Por ello, para poder mantenerla el mayor tiempo posible hay que hidratarla con tratamientos adecuados para las distintas edades.

Cuado se es joven, basta con aplicar cremas hidratantes normales, y nutritivas, pero en la edad adulta, conviene comenzar a utilizar tratamientos antiarrugas para prevenir la aparación de estas en edades mas avanzadas.

  • Piel Seca:

Su textura tiende a agrietarse, y su aspecto se muestra un tanto opaco y áspero. Suele resecarse con facilidad, por ello debes de evitar en tu higiene personal productos que aún propicien este factor.

Usa muchas cremas hidratantes, y también de efecto calmante. Acuérdate de aplicarte jabones o mascarillas que favorezcan la nutrición del cutis, y usa también productos de belleza tensores o con colágeno para evitar arrugas prematuras.

  • Piel Grasa:

Las glándulas de esta piel segregan demasiada grasa, y esta provoca la obstrucción de los poros. Esta piel envejece con mayor lentitud, sin embargo, requier tratamientos de hidratación aún más específicos, para no provocan que aún segregue más grasa.

Es muy importante, si tienes este tipo de piel, que hayas exfoliaciones con periodicidad, para poder desobstruír los poros de la piel, y evitar los excesos de secreciones, además, debes evitar, los productos demasiado aceitosos, pero sin renunciar a la hidratación

 

A %d blogueros les gusta esto: