Descubre la dieta japonesa: una dieta perfecta para perder peso

Se han realizado numerosos estudios que hablan de las enormes bondades de la dieta japonesa. Los alimentos frescos, las bebidas vegetales, el arroz, los pescados y los platos con pequeñas cantidades de comida, son algunas de las cosas que los occidentales debemos aprender para ayudar a rebajar esos kilos de más. Descubre la dieta japonesa: una dieta perfecta para perder peso

 Los secretos de esta dieta

La clave primera es muy sencilla:  los japoneses siempre consumen alimentos muy frescos y en pequeñas porciones. Sus platos se caracterizan por su calidad y no por su cantidad. No toman nada de alimentos preparados ni de comida industrial, solo alimentos naturales y frescos.

Otro de los aspectos que se deben tener en cuenta es su forma de comer. Siempre lo hacen con complacencia y muy despacio, degustando cada uno de los bocados sin ninguna prisa y disfrutando de los platos al máximo. No llegan nunca a empalagarse con la comida y se esmeran en su presentación así como en el juego visual que producen los alimentos, ya que no solo se come con el estómago, sino también con la vista.

Un dato muy importante: los japoneses jamás consumen productos lácteos ni son aficionados a las carnes o al pan. Se inclinan mucho más por las verduras, por el pescado y por los arroces. La fruta bien fresca también es fundamental, pero eso sí, todo en porciones pequeñas.

La comida más importante para los japoneses es el desayuno. Comienzan cada día con platos variados que van desde el arroz, vegetales, huevos, sopas y por supuesto el té verde.

Ejemplo de una dieta oriental para lograr bajar de peso

La siguiente dieta es perfecta para seguirla durante diez días al menos al mes. Además es una manera sana de comer y a la vez de perder peso.

A la hora del desayuno por ejemplo puedes tomar una mandarina, junto con una taza de té verde, indispensable y una taza de caldo de miso. Este ingrediente se puede encontrar en cualquier tienda especializada ya que se trata de una sopa muy típica que se toma cada mañana y que resulta ideal gracias a las pocas grasas y a la energía que aporta. Se trata de una caldo de bonito, de tofu, de algas, de cebolleta y de miso, una pasta aromatizada elaborada con soja.

En el momento de almorzar se recomienda tomar un bol de sushi, es decir, pescado crudo con arroz, acompañado de un poco de salsa de soja junto con una taza de fideos con setas, una manzana y por supuesto otra taza de té verde.

Para cenar nada mejor que un surtido de sashimi que consiste en un plato en el que se sirven diferentes tipos de pescados acompañados con un poco de salsa de soja y de wasabi, un ingrediente que puede parecer a simple vista un aguacate pero que resulta muy picante. También se debe consumir un bol de arroz integral, una naranja y una taza de té verde.

A %d blogueros les gusta esto: