Dieta de la vitamina E

Para conseguir un pelo con mucho más cuerpo, una piel más luminosa y mayor vitalidad, no dudes en hacer la dieta de la vitamina E que consigue todo esto y mucho más. Disfruta del plan propuesto de comidas que te vamos a dar a continuación y nota en tan solo dos semanas sus efectos. Dieta de la vitamina E

De lunes a domingo

– Cada lunes para desayunar toma un zumo natural de naranja y de zanahoria con una cuchara de levadura de cerveza y otra de germen de trigo, junto con un té o un café y una tostada con mermelada, preferiblemente sin azúcar, de pan integral

A la hora de la comida opta por 150 gramos de salmón asado al horno con un poco de zumo de limón y aceite de oliva y una ensalada a tu gusto

Para cenar otra ensalada fresca de cebolla y remolacha junto con un muslo de pollo cocido sin su piel y una manzana.

– El martes debes realizar el mismo desayuno que el lunes pero en este caso en vez de una tostada, deberás cambiarla por una vaso de leche desnatada y unos cereales sin azúcar integrales.

En la comida toma un puré de verduras y un filete de ternera a la plancha condimentado con un poco de finas hierbas

A la hora de la cena cuece 70 gramos de arroz y alíñalo con una cuchara pequeña de aceite de oliva, un poco de queso rallado y lechuga. De poste toma una pera.

– El miércoles realiza el mismo desayuno que el lunes y a la hora de la comida prepárate un poco de pasta cocida con verduras que puedes aliñar con aceite de oliva y unas hojas de albahaca fresca.

A la hora de cenar toma unos espárragos blancos que puedes aliñar con hierbas aromáticas y limón, junto con un huevo cocido y una pera de postre.

– El jueves sustituye en el desayuno la tostada por 30 gramos de queso fresco tierno y consume el resto de igual manera.

Para comer toma una ensalada de tomates, maíz, atún y alcaparras condimentada con un poco de aceite de oliva y unas gotas de limón.

Para cenar una tortilla a la francesa a la que puedes añadirle un poco de cebolleta o algún tipo de hierbas. De postre una manzana asada al horno.

– El viernes realiza el mismo desayuno que el lunes y el miércoles y a la hora de comer prepara un pollo sin piel y asado que puedes aderezar con un poco de tomillo. También prepárate un plato de judías verdes cocidas y aliñadas con limón y aceite de oliva.

Para cenar un consomé de verduras y una merluza hervida que puedes aderezar con unas gotas de limón.

– El sábado realiza el mismo desayuno que el martes y en la comida toma 100 gramos de carne de cordero en su jugo asada al horno y una ensalada fresca de tomate y lechuga aliñada con aceite de oliva.

Para cenar un filete de pavo preparado a la plancha y una guarnición de verduras. De postre una ración de piña fresca.

– El domingo toma el mismo desayuno que el lunes, el miércoles y el viernes y para comer hazte un filete de lenguado al horno junto con una ensalada de pimientos verdes y rojos asados aliñada con ajo y aceite de oliva.

A la hora de la cena toma un consomé de verduras y dos lonchas de jamón York o incluso de jamón serrano.

A %d blogueros les gusta esto: