Dieta Mediterránea: Huevos rellenos de Salmón.

La dieta mediterránea es ideal para ayudar a cuidarte y cuidar a los que más quieres.
Hoy te enseño una receta rica en porteínas y con nutrientes fundamentales para nuestra salud, baja en grasas y sin apenas calorías.
Además su elaboración es tan sencilla que no podrá decepcionarte. Dieta Mediterránea: Huevos rellenos de Salmón. Hoy te propongo un entrante que te ayude a cuidar tu línea, y te intrudazca además, en la dieta mediterránea, y te ayude así a llevar a cabo una alimentación saludable y equilibrada que te cuide a ti y a los tuyos aportándote las cantidades diarias necesarias de proteínas, y vitaminas.

Estos huevos rellenos de salmón, se convertirán además en uno de los platos favoritos de los más pequeños de la casa, quienes, en ocasiones, se muestran algo más reaccios a incorporar pescado en su alimentación diaria.

Además, cuentan con los ácidos y omegas del salmón, un pescado realmente necesario en nuestra dietas, ya que cuenta con propiedades únicas, y que le otorga al huevo un gran sabor y texturas.
El huevo, contiene un bajo contenido en grasas, y apenas colesterol ya que lo incorporaremos cocido, por lo que completa a la perfección esta receta, con un excelente contenido en proteínas.

Sin más dilatación, te deo a continuación la lista de ingredientes que necesitarás para este plato ligero y delicioso. ¡Toma nota de ellos, vamos a comenzar!

  • – Huevos
  • – 250 g de salmón ahumado
  • – Mahonesa
  • – Besamel
  • – Queso rallado
  • – Langostinos o gambas

Y ahora toma nota de su preparación, ya que es realmente simple, y no necesitará siquiera anotarla. Esta receta se convertirá en una de tus usuales:

  1. Cuece los huevos, pélalos y córtalos a la mitad, sacándo con cuidado las yemas.
  2. Pisa con ayuda de un tenedor estas con la mayonesa. Las usaremos para el relleno.
  3. Corta el salmón en tiras, y mézclalo con la pasta anterior.
  4. Rellena cada una de las mitades, añádeles una cucharadita de bechamel (es opcional) y por último espáreceles por encima un poco de queso rallado.
  5. Cuece las gambas y pícalas, añadiéndolas sobre la bechamel.
  6. Por último espolvorea el queso rallado por encima de cada huevo, y si quieres lograr aromatizar aún más este plato, puede añadirle unas hojitas de orégano o albahaca.

Sírvelos con una ensalada de lechuga, tomate y maíz, ¡serán completamente irresistibles.

A %d blogueros les gusta esto: