Diferentes looks con el delineador

Los ojos son la estrella del rostro y cuando hablamos de la mirada, un lápiz líquido para ojos es la clave, y como no todos son iguales, es importante saber el tipo de lápiz que se necesita para el efecto que se desee conseguir.

Existen lápices de ojos en gel, lápiz de ojos de precisión y los lápices de ojos “khol”, éstos últimos los más fáciles de aplicar, pero si dedicas un poco de tiempo a aprender cómo utilizar los otros, conseguirás un mirada maravillosa en pocos minutos. Ten en cuenta también que los lápices en tonos marrones y negros, ayudan a destacar y a agrandar los ojos y a cambiar también su forma. Pero no hay que olvidarse de los lápices de colores con los que se logran unos resultados increíbles, como los de color verde oliva o azul.

Ojo ahumado
Estos ojos son un básico y necesitamos para crearlo un lápiz de ojos kohl. Durante la temporada estival se puede cambiar el negro por un tono violeta, verde o azul, pudiendo convertir en estilo ahumado con la ayuda de un aplicador en pincel y con sombra de ojos en polvo, con lo que conseguirás un sofisticado maquillaje. Termina dando un toque de brillo transparente en los ojos para generar una sensación de verano en la mirada.

Ojos atrevidos

Para ello puedes elegir sombras de colores monocromáticos y la manera más fácil de aplicarlo es utilizando un lápiz en gel. Primero dibuja con un lápiz kohl una línea fina para marcar la forma del ojo y después otra línea con un tono azul eléctrico o cualquier otro color vibrante para conseguir unos ojos de lo más atrevidos. No olvides acabar el look con un toque de máscara de pestañas con el que lograrás un mirada impactante.

Líneas artísticas

Si eres creativa y te gusta crear nuevos estilos, puedes comenzar dibujando dos líneas con colores distintos, como por ejemplo verde y azul, o blanco y verde, o cualquier otro que se te ocurra y conseguirás una mirada fabulosa.

Si quieres crear efectos verdaderamente llamativos en tus ojos, dibuja una línea pronunciada para crear un efecto felino o pon una sombra geométrica en los extremos de los mismos. Solo tienes que dar rienda suelta a tu imaginación. Eso sí, asegúrate de comprar un lápiz de ojos que sea líquido y cuya fórmula sea flexible para que puedas gozar de una aplicación duradera y sencilla.

Y sobre todo, no desesperes. Puede que la primera vez que intentes perfilarte los ojos con un eyeliner, el resultado no se asemeje ni de lejos a lo que tienes en tu mente, pero ten por seguro que en cuanto cojas un poco de práctica, lograrás hacerte auténticas maravillas en los ojos que ni tú misma te creerás. Llénate de paciencia e imaginación y conseguirás un maquillaje de ensueño que hará que todo el mundo se de la vuelta para contemplarte.

A %d blogueros les gusta esto: