Dulces navideños

Si no te has atrevido a hacer nunca un dulce navideño porque piensas que no te van a salir bien o porque dan mucho trabajo, no dudes en probar las siguientes recetas tan fáciles de hacer y que te van a quedar tan ricas que no vas a querer, ni tus invitados tampoco, volver al súper a comprar los dulces para las próximas fiestas.

Turrón de yema tostada

Los ingredientes que necesitas para ocho personas son:

-350 gramos de azúcar
-200 gramos de almendra molida
-4 yemas de huevo
-canela en polvo
-mantequilla

Mezcla 200 gramos de azúcar con 150 ml. de agua y cueze ambos ingredientes durante dos minutos hasta que consigas un almíbar ligero. Coloca las yemas en un bol y añade un poco de canela. Bate con unas varillas y echa el almíbar poco a poco y removiendo continuamente. Continúa batiendo unos cinco minutos más hasta que se enfríen.

Coloca la almendra en otro bol y añade la preparación anterior. Mezcla unos instantes con una cuchara y después amasa con ayuda de las manos durante cuatro minutos o hasta que consigas una masa compacta. Unta un molde de plumcake con mantequilla y fórralo con papel para horno. Rellena con la masa hasta un tercio de su altura, alisando la superficie con un poco de peso. Deja en la nevera veinticuatro horas, desmolda y espolvorea con lo que resta de azúcar, quemando ésta con una plancha especial para ello.

Polvorones de avellana

Ingredientes necesarios para ocho personas:

-85 gramos de avellanas tostadas
-85 gramos de azúcar glas
-120 gramos de manteca de cerdo
-50 gramos de harina
-75 gramos de azúcar glas para decorar

Pela las avellanas y tritúralas junto con el azúcar hasta conseguir una fina mezcla. Coloca el resultado en un cuenco grande y añade la manteca y 500 gramos de harina. Amasa durante unos minutos hasta que logres una mezcla homogénea.

Espolvorea la mesa de trabajo con un poco de harina y cólocala encima. Estírala con ayuda del rodillo, enharinado éste también y ve estirando la masa hasta conseguir una lámina de unos dos centímetros de grosor.

Córtala en discos no demasiado grandes con un cortapastas redondo y colócalos en la placa de horno forrado previamente con papel sulfurizado y separados entre sí. Deja que reposen durante media hora.

Mete los polvorones en el horno previamente calentado a 200º C y hornéalos durante unos doce minutos hasta que adquieran un tono dorado. Retíralos, deja enfriar en una rejilla y sírvelos espolvoreados con el azúcar glas.

Van a quedar deliciosos también si se sustituye la avellana por pistachos o por almendras o si se espolvorean con ajonjolí o con canela.

No pierdas tiempo y métete en la cocina a preparar estos deliciosos dulces para lo que resta de las fiestas navideñas, y si te echan una mano, mucho mejor, así todos disfrutaréis preparándolos. ¡Bon apetit!

A %d blogueros les gusta esto: