Enfermedades infantiles: la varicela

Las enfermedades que comúnmente suelen padecer los niños carecen, en su gran mayoría, de gravedad. A pesar de ello, es algo que preocupa a los padres, cosa que es muy natural. Enfermedades infantiles: la varicela La varicela es una de las enfermedades que suele darse entre los más pequeños, aunque ello no quiere decir en absoluto que no pueda adquirirla un adulto. Es una enfermedad producida por un virus, y que se manifiesta por una erupción en la piel, en la que salen manchas y ampollas que producen mucho picor.

Se trata de una enfermedad altamente contagiosa. Se contagia al toser o estornudar, aunque también a través de objetos que han sido tocados por el enfermo. De ahí la importancia de que el paciente sea aislado. Hemos de tener en cuenta que en los centros de educación infantil se estima que el porcentaje de contagio que existe cuando un niño coge la varicela, respecto a los compañeros, es del 90%.

Es una enfermedad que se incuba unos 21 días antes de que se manifiesten los primeros síntomas, por lo que es imposible en muchos casos evitar el contagio. Estos primeros síntomas suelen ser fiebre, cansancio y dolor de cabeza, muy parecidos a los de una gripe.

Las manchas que salen en la piel debido a la enfermedad, se van extendiendo durante unos 6 días, y pueden salir por todas las partes del cuerpo. Tardan en marcharse unos quince días.

Es importante que los niños estén vacunados contra la varicela, ya que, aunque pueden igualmente contraer la enfermedad, la contraen de una manera mucho más leve.

Para tratar la enfermedad el médico suele recetar, además de alguna pomada que alivie el picor que causan las ampollas, algún antivirus, así como analgésicos y antihistamínicos. Son convenientes también los baños con agua templada, como manera de prevenir que se produzca alguna infección originada por el mismo niño al rascarse debido al picor.

Están más expuestos a contraer la enfermedad los niños menores de un año, siendo más raro a medida que van creciendo.

Una advertencia importante que debe hacerse aquí es a las mujeres embarazadas, ya que es muy peligroso contraer la enfermedad durante los meses de gestación, pudiendo producir incluso malformaciones en el feto. Aquellas mujeres que no hayan desarrollado la enfermedad es muy importante que se pongan la vacuna antes de quedar embarazadas.

A %d blogueros les gusta esto: