Estilo mejorado sin cambiar de personalidad

Adquirir un nuevo estilo es un tema que pone a pensar a muchas mujeres pues ninguna quiere dejar de ser lo que es pero si quiere mostrar una innovadora y diferente ante los demás. Y pensándolo bien no es complicado, solo hay que seguir sencillas recomendaciones para lograr ser una chica 10. Estilo mejorado sin cambiar de personalidad Muchas veces las chicas quieren darse cambios que dejen boquiabiertos a todos los que las rodean  pero sienten miedo porque las prendas  no pueden ser favorables o porque no quieren reflejar una persona que no es. Lo bueno es que esto se puede lograr sin mucho esfuerzo y creando un gran impacto en las personas y en su autoestima.

Hay pasos sencillos que en principio pueden dar temor pero que aplicándolos puede conseguirse seguridad y confianza. 

1. Es bueno que las prendas ajusten un poco al cuerpo y dejen ver las curvas que se tienen.  Aunque es diferente que una prenda ajuste a que una chica se meta a la fuerza en algo que no le cabe o que le talla demasiado y más aun que le puede evidenciar los kilitos de mas que pueda tener. Pero tampoco quiere decir que una mujer se vista con ropa que le quede mil tallas más grandes para que se vean como neveras o más gorditas cuando no lo son. Para que una prenda quede bien sin tallar es bueno revisar que las costuras no marquen y que cada parte encaje adecuadamente sin generar sensaciones molestas. Los cortes de cada prenda son esenciales pues estos si deben tenerse en cuenta para cada tipo de cuerpo y para que se logren efectos positivos. Algunos pueden ayudar a disimular ciertos detalles. 

2. Los zapatos son un complemento esencial para cualquier ocasión y para cualquier prenda de vestir. Actualmente hay muchos estilos y así como los hay elegantes también los hay con un estilo retro o hasta con un aspecto “abandonado” pero jamás deben estar sucios. También deben generar comodidad y sobre todo para las chicas, los tacones pueden convertirse en verdaderas pesadillas por eso hay que evaluar la altura, la forma, y hasta el material, pues pueden generar deformaciones, sudoración o dolor. Es bueno usar un tipo de zapato que no se usa comúnmente y para que no piensen los demás que solo se tiene un par de zapatos.

3. “Llamativo pero no escandaloso”, así puede resumirse la búsqueda del nuevo estilo, pues ante todo debe haber una coherencia entre las prendas, colores, formas, accesorios, entre otros para no desentonar o parecer un payaso. Y sobre todo sentirse bien consigo misma y bella, no temerosa de lucir diferente. No hay que exagerar para llamar la atención sino que se puede conseguir de manera sencilla con un pantalón entubado y una camisa vaporosa pero no exhibicionista, por ejemplo. Por otro lado, si se dejan ver algo de piernas, hay que ocultar el busto y viceversa, dejar algo a la imaginación y no mostrarse de manera vulgar.

4. Por último y uno de los más duros pasos es mantener un estado físico bueno y hacer ejercicio no solamente por belleza sino principalmente por salud. La alimentación es clave y hay que dejar de lado las grasas, los dulces en exceso y la comida “chatarra” así como el alcohol. Así poco a poco se creara un estilo no solo con respecto a la ropa sino al cuidado físico que harán ver a una chica como una princesa.

A %d blogueros les gusta esto: