Estofado de carne de cabrito

La carne de cabrito es muy sabrosa, y, al comprarla, hemos de tener en cuenta que debe corresponder a un animal joven, de entre 10 y 12 semanas. Siempre es mejor el conocido como lechal, que distinguiremos del que no lo es porque su carne es más blanca. Estofado de carne de cabrito Ingredientes para 4 personas: 1 kilo de carne de cabrito de los cuartos delanteros cortados a trozos, 50 grs. de jamón serrano, 1 vaso de vino blanco, ½ litro de caldo de verduras, 1 huevo, 1 cebolla, 1 patata, 2 zanahorias, perejil, aceite de oliva y sal.

Antes de empezar, cuece el huevo en un cazo con agua durante 10 minutos y reserva.

Pon al fuego una cazuela de barro con aceite de oliva y echa los trozos de cabrito, salándolos. Deja dorar por todos los lados y, cuando veas que ya tiene color dorado, añade la cebolla picada, junto con el jamón, también picado. Remueve y deja rehogar todo junto durante un par de minutos. Vierte el vino, y deja que siga cociendo hasta que se evapore.

Echa el caldo en la cazuela y sala. Así que empiece a hervir, añade las patatas peladas y cortadas a rodajas, y las zanahorias, cortadas éstas a trozos. Tapa la cazuela y deja que vaya cociendo despacio durante 45 minutos. Ve vigilando la evaporación, añadiendo más caldo o agua si ves que se acaba.

Pasados los 45 minutos, aparta la carne de la cazuela y pasa el resto del contenido por la batidora, añadiendo también el perejil y la yema del huevo que has cocido al principio. Cuando esté batido, vuelve a echarlo en la cazuela, añadiendo también la carne nuevamente, y calienta antes de servir.

A %d blogueros les gusta esto: