Frenar el envejecimiento de las extremidades

Las manos y los pies son partes importante que dejan evidenciar las marcas del paso del tiempo y reflejan las arrugas y deterioro que pueden sufrir como la resequedad o agrietamiento de la piel. Pero hay tratamientos que ayudan a minimizar estos efectos como el uso de la parafina y sus propiedades. Frenar el envejecimiento de las extremidades El envejecimiento y sobre todo las arrugas son una gran preocupación para cualquier mujer y no importa si ya es madura o hasta ahora cruza los 25 años de edad pero los signos del paso de los años se pueden empezar a hacer evidentes y en las partes que menos se pueden ocultar como las manos.

Afortunadamente se han diseñador miles de métodos para lograr detenerlas o por lo menos minimizarlas y uno de estos  métodos ha sido la utilización de la parafina que además de ser terapéutica puede devolverle la vida a las manos  y los pies. Lo bueno es que no solo se encuentra en centros estéticos sino que se puede conseguir en centros naturistas para que cada quien aprenda y se haga su propia terapia. Como se hace el procedimiento?Lo primero es hacer una limpieza de las manos o los pies, lavarlos, secarlos y dejarlos sin crema o talcos. 

Después puede aplicarse una crema de tipo relajante para que complemente la tarea de la parafina pero asegurándose que se absorba bien en la piel. Se calienta la parafina y se calcula una temperatura soportable, se sumerge las manos o los pies hasta lograr una capa y se espera que se solidifique. Así se realiza de 3 a 5 veces para retener altas temperaturas y se envuelve en una bolsa o material que conserve el calor. Hay que procurar no moverse para que la parafina no se agriete y no se escape la temperatura. Pasados unos 15 a 20 minutos se puede retirar todo.

El funcionamiento es que la parafina cierra todas las salidas para que la humedad se escape y hace que la que se dirige de las capas internas de la piel a las externas, llegue hasta la pared de la parafina y se devuelvan y regeneren la piel dándole vida y suavidad.Muchas veces este método también es utilizado en fisioterapia para aliviar dolores, relajar los músculos y sobre todo para aquellos que tienen problemas con el túnel carpiano. Una vez retirada la parafina se siente la piel muy suave y lo bueno es que no se tiene que esperar mucho tiempo para ver los resultados ya que son inmediatos. 

Es optima para utilizar en climas fríos porque tienden a resecarse más rápido por los constantes cambios y los ataques del viento, de la lluvia y otros factores. Las pieles secas también pueden obtener beneficios a partir del uso de la parafina. Una recomendación mientras se haga el procedimiento es hacer una mezcla con glicerina y cuando esté caliente tantear la temperatura para que la parafina abra los poros y la glicerina penetre en ellos, ya que la idea es hacer que el agua que la hidrata regrese a las capas de la piel pero no que entren nuevas sustancias. La glicerina hace que suavice pero la idea es que sea superficialmente.

A %d blogueros les gusta esto: