Hábitos para cuidar la salud de los riñones

riñonDurante el verano la deshidratación y el colar hacen que el sistema renal trabaje más. A continuación te vamos a dar algunas pautas para ayudarte a reequilibrar los riñones y todo el organismo.

No se deben reutilizar las botellas de plástico

Cada vez que se rellena una botella de plástico, algunos componentes de éste pasan al agua en forma de partículas diminutas, siendo uno de los más peligrosos el bisfenol A. Dicho compuesto puede llegar a dañar la salud del hígado, de los riñones y de las glándulas mamarias.

Beber mucho agua

El cuerpo utiliza el agua para mantener sanos sus órganos y sus tejidos y se elimina a través de la orina aquella que no se utiliza. Por eso es muy importante que se beban como mínimo dos litros al día. Si se padece de insuficiencia renal grave o moderada, se debe hablar con el médico ya que el exceso de líquido puede llegar a acumularse y dar lugar a hinchazón.

Eso sí, se debe elegir agua que sea baja en flúor, ya que el exceso de éste dañar el hígado y los riñones y puede llegar a alterar el sistema nervioso central. Al comprar agua en botella, se debe leer las etiquetas y elegir la que contenga menos flúor.

Elegir las proteínas

Se deben eliminar las proteínas que proceden de la carne roja ya que pueden originar un exceso de residuos que se acumulan en los riñones al no poder filtrarse y éstos al tener que trabajar más para eliminarlo, se acaban debilitando. Por eso se deben elegir las proteínas del pescado azul que son antiinflamatorias y además se eliminan muy fácilmente.

Vigilar la presión arterial

Los riñones pueden sufrir si la tensión arterial está por encima de los niveles que son idóneos, es decir, por encima de 120 mmHg y de 80 mmHg. Si la tensión está elevada, los vasos sanguíneos sufren más y los riñones no pueden llegar a eliminar los residuos bien, lo que provoca una retención de líquidos. Si la tensión está baja, no les llegará la suficiente sangre y tampoco podrán correctamente su función.

«Beber» alcachofas

Una vez cada quince días se debe «beber» alcachofas, ya que es uno de los alimentos que sientan mejor al riñón y al hígado, siempre que no se sufra de cálculos renales ni se esté embarazada. Para ello deben hervirse de cuatro a cinco alcachofas sin nada de sal. Además de comerlas, se puede beber el líquido resultante de la cocción. Pronto el cansancio irá desapareciendo ya que los riñones pueden descansar con esta bebida depurativa.

Condimentar los platos con magnesio

Este mineral consigue bloquear las sustancias que se van acumulando y que llegan a formar cálculos renales. De ahí que cuando el magnesio falta, es más fácil que se desarrollen piedras en los riñones. Para prevenir una carencia de dicho mineral se deben tomar legumbres o verduras a diario de hoja verde. También pueden encontrarse alimentos que estén enriquecidos con magnesio.

A %d blogueros les gusta esto: