Hora de una siesta!

La siesta se esta convirtiendo en un gran aliado para las personas pues es la solución a las cargas laborales, las concentraciones de estrés y permite al cuerpo tener fuerza y control del cansancio. Además de ello provee múltiples beneficios contra varias enfermedades. Hora de una siesta! Aunque para muchos puede ser una prohibición por sus trabajos o su rutina diaria, la siesta es un elemento que puede brindar muchos beneficios al cuerpo. Además que ponerlo en práctica frecuentemente organiza el organismo y permite descansar y liberar tensiones. Y para los incrédulos son muchos los estudios que se han obtenido demostrando lo bueno de tomarlas y disfrutarlas. Hay que aprender a organizar el tiempo para que una vez tomada la persona no se levante alterada porque no le alcanzo el tiempo para terminar sus labores. Además una siesta se diferencia mucho de la común al irse a la cama como por ejemplo meterse bajo las cobijas o excederse en horas.  

Por ejemplo es bueno dedicar por mucho 30 minutos para descansar, se puede estar recostado en un sofá y lo importante es descansar la mente y algo del cuerpo, además de recuperar energía y alimentar las capacidades mentales y creativas, mejorando totalmente la eficiencia laboral. Según los estudios mencionados, la siesta puede llegar a ser tan benéfica que reduce el riesgo de que los radicales libres actúen generando tumores y previene el envejecimiento prematuro o el estrés. No es adecuado dormir más de una hora, pues se altera el orden del cuerpo y de sus actividades, además de generar una costumbre que cuando deba ser eliminada afectara la emoción y el genio de la persona. También si se duerme mucho es probable que en la noche se pase insomnio porque el organismo ya descansó.  

Básicamente para que alguien tenga un buen rendimiento las horas de sueño normal están entre las 6 y 8 horas y una siesta diaria de 15 a 20 minutos. Los riesgos de padecer muchas enfermedades son altos, por ejemplo, hay menor probabilidad de sufrir de un infarto, elimina o reduce el estrés, reduce la fatiga mental y hasta física dependiendo del tipo de trabajo que se realice, el organismo se prepara para responder adecuadamente a sus labores y genera una sensación de bienestar general. Por otro lado cuando se entre en la época de vacaciones es bueno conservar el hábito de la siesta y es más fácil distribuir el tiempo en las tareas ya sean en la casa o las actividades fuera de ella sin desgastarse o estresarse. 

Después de la comida es bueno dormir ese pequeño rato, sobre todo para que el cerebro descanse puesto que es el que guía las actividades diarias. Por ejemplo muchos de los accidentes automovilísticos que se presentan son a causa de la fatiga y el cansancio. Por eso si alguien la toma es probable que sus sentidos estén alerta y la mente se encuentre concentrada. Las empresas están acogiendo medidas innovadores con respecto a la siesta y tal es el beneficio que buscan ofrecer que les ofrecen a los empleados una sala de descanso en donde cada persona puede ir a tomar un descanso de 20 a 30 minutos para tomar un descanso y relajarse. 

A %d blogueros les gusta esto: