Ideas para facilitar la tarea de planchar

La plancha es una de las tareas hogareñas que más tiempo puede llevar por eso quizá es por lo que despierta muy poco entusiasmo. Descubre cómo reducir el tiempo dedicado a esta actividad para que se haga más llevadera. Ideas para facilitar la tarea de planchar

Usar suavizante

Si añades suavizante en el último aclarado de la lavadora, la ropa saldrá con menos arrugas. Un remedio casero es añadirle en vez de suavizante una taza de vinagre blanco.

Planchar a la temperatura correcta

Es necesario consultar las instrucciones de las etiquetas de las prendas antes de plancharas. De esta manera además de ahorrar tiempo, evitarás el riesgo de estropear la ropa por un exceso de calor.

Aprovecha la secadora

Si se utiliza bien, la secadora facilita el planchado. Para conseguir los mejores resultados se debe sacar la ropa antes de que se seque del todo y sacudirla. No se debe llenar mucho para que la ropa no se llegue a apelmazar. Si no tienes una secadora, estira bien todas las prendas cuando las cuelgues en el tendedero para reducir el tiempo de planchado.

Dobla antes de planchar

Sea cual sea la manera en que hayas secado tu ropa, dóblala con cuidado antes de plancharla en vez de dejarla de cualquier manera hasta que llegue el momento de plancharla. Así habrá que luchar menos con las arrugas.

Reducir el planchado al mínimo

Puedes secar los vestidos y las faldas en perchas y así no tendrás que plancharlas. Las toallas y la ropa interior, ni te molestes en plancharlo y si andas muy justa de tiempo puedes dejar de planchar también la ropa de cama, o al menos las sábanas bajeras.

No planchar la ropa sucia

No debes caer en la tentación de querer dar una apariencia mejor a la ropa sucia con un planchado rápido. Además el calor de la plancha llega a fijar las manchas que estén en el tejido y luego resultarán mucho más difíciles de quitar. Por otra parte la plancha empeorará también el olor de la ropa sucia.

Prendas de lino y de algodón

Para que luzcan en todo su esplendor estas prendas, siempre deben plancharse. Para conseguir un óptimo resultado, estas prendas deben plancharse húmedas o bien humedecerlas con el vapor de la propia plancha.

Del calor mínimo al calor máximo

Puedes empezar planchando todas esas prendas que requieren una temperatura más baja y de ahí puedes ir subiendo, así no perderás tiempo esperando que la plancha se enfríe.

Pañuelos y paños de cocina

Si puedes, intenta planchar los pañuelos y los paños de cocina, especialmente por el calor de la plancha ayuda a esterilizarlos y de esta manera se acaba con las bacterias y los gérmenes.

Comprar ropa que no se arruga

Las prendas fabricadas con fibras artificiales normalmente son antiarrugas. Aunque éstas no necesitan planchada es conveniente colgarlas en el cuarto de baño ya que el vapor de este lugar, hará que desaparezca hasta la última arruga.

A %d blogueros les gusta esto: