Maravillas del mundo desaparecidas

Existían lugares en el mundo considerados como auténticas maravillas, que ya son imposibles de visitar, pero que queremos que conozcas y recuerdes a través del siguiente artículo. ¡Toma nota!

La ventana azul de Malta

Esta formación rocosa estaba considerada como uno de los atractivos principales del país, pero desapareció en el año 2017 cuando la naturaleza deshizo lo que tiempo anterior se había encargado de crear. En enero de ese año, un habitante de Gozo, pudo presenciar como un oleaje muy fuerte terminaba con este escenario protagonista de la primera temporada de la famosa serie Juego de Tronos, así como un increíble reclamo turísticos. Por desgracia, esta preciosa ventana ya tenía su triste final vaticinado por diferentes estudios, debido a su corrosión.

Mar de Aral

Este mar, situado en Asia Central entre Uzbekistán y Kazajistán, fue uno de los cuatro lagos más grandes de todo el mundo, situándose detrás del mar Caspio, del lago Superior y del lago Victoria. Aunque no ha desaparecido de manera total, desde el año 1980 se ha ido secando poco a poco, dejando imágenes tétricas. Y es que su muerte ha supuesto en el ecosistema alimentado tiempo atrás por esta fuente de agua, un desastre ambiental, siendo la explotación de ciertos ríos que iban a desembocar en este mar y la mala gestión, los desencadenantes de este proceso de desecación.

Roca del ornitorrinco en Estados Unidos

En el parque de Oregón Cabo Kiwanda, podía verse una divertida y curiosa formación de roca de piedra arenisca, de tres metros de ancho aproximadamente y que tenía forma de ornitorrinco. Un acto de vandalismo acabó con ello en el año 2016, cuando un grupo de turistas empezó a golpearla hasta que cayó completamente, ya que según declararon, era un peligro para los visitantes.

El dedo de Dios en Gran Canaria

La formación rocosa de El Roque o el Dedo de Dios, antiguamente tenía seis metros de altura, pero en el año 2005 los fuertes vientos de una tormenta tropical delta, terminaron destruyendo esta formación tan curiosa que se levantaba como un dedo y que estaba considerada como el símbolo de la isla más importante.

Los doce apóstoles en Australia

En el parque de Port Campbell en Australia, se podían ver nueve, que no doce, piedras que recibieron el nombre de los Doce Apóstoles que tenían más de cuarenta metros de altura. Las olas y los vientos huracanados terminaron con ellas en el año 2005, pero un grupo de científicos pudo descubrir a cincuenta metros bajo la superficie del mar, cinco riscos nuevos que completan esta atracción turística y maravilla de la naturaleza.

Palmira en Siria

Esta ciudad histórica fue destruía por el factor humano, cuando el Isis o Estado islámico, voló por segunda vez parte de sus templos declarador por la Unesco como patrimonio cultural de la humanidad. Daños en la fachada de su teatro romano y la desaparición de gran parte de la columnata del Tetrapylon, son el resultado provocado por este grupo armado a su paso por esta zona.

A %d blogueros les gusta esto: