Ligero y delicioso Mousse de Caramelo

Aprende a elaborar un ligero mousse que te ayudará a cuidar la línea sin obligarte a renunciar al dulce.
Su preparación es absolutamente sencilla, aquí te la detallo en unos cuantos pasos.
¿a qué estas esperando para ponerte manos a la obra? Ligero y delicioso Mousse de Caramelo

La receta de hoy para el apartado de dietas es un delicioso pero ligero mousse de caramelo que sin duda tu línea puede permitirse en alguna que otra ocasión que no tiene porque ser tan especial.

La clave de este mousse es que al no llevar chocolate, se convierte en un postre con muchas menos grasas, y que no te empachará como un goloso dulce tradicional.

Sin embargo, te enamorará, y tendrás que reprimirte para no comerte tú solita todo el bol.

Su receta, como todas las que te traigo es muy sencilla, y su elaboración no te llevará más de 15 minutos, en casa triunfará y sus ingredientes son tan básicos y conocidos que no supondrán un problema en ningún aspecto.

¿Qué más puede pedírsele a una receta?

Sin más tardar te detallo a continuación la lista de ingredientes que necesitarás conseguir para ponernos manos a la obra con este delicado Mousse que mimará todos los paladares sin excepción, ¡Toma nota de ellos!

  • Azúcar 8 cucharadas
  • 1 vaso de leche
  •  4 huevos
  • 1 cucharada de maicena
  • 1 vaso de nata liquida
  • 2 cucharadas de azúcar glas

Y ahora, te detallo con estas sencilla pautas como debes de proceder en la cocina para lograr un poste diez, digno de admiración. Ya verás, ¡es muy simple!

 

  1. Elaboraremos el caramelo poniendo en un cazo las 8 cucharadas de azúcar con 1 de agua, y revolviendo con cuidado.
  2. En otra olla aparte, calienta la leche, y tras esto añádela en el primer cazo mezclando suavemente la crema para no tener grumos.
  3. Ahora, casca los huevos y separa las yemas de las claras.
  4. Bate solamente las segundas añadiéndoles la cucharada de Maicena, y mézclalo de forma lenta y paulatina en el cazo del caramelo revolviendo y con el fuego bajo.
  5. Añade la nata montada con dos cucharadas de azúcar, y cuando esté tibio, agrega también las claras de los huevos al punto de nieve (batiéndolas con 2 cucharadas de azúcar).
  6. Deposítalo en un bol, y mételo un ratito en la nevera para que adquiera forma y textura.

¡Ya tendrás preparado un delicioso mousse de caramelo que, será la envidia del vecindario!

Aquí encontrarás más y novedosas recetas para platos espectaculares.

A %d blogueros les gusta esto: