Dietas depurativas y muy sanas

Llevar a cabo una dieta depurativa es sinónimo de querer conseguir un cuerpo sano, por lo que una vez que se acabe, se aconseja seguir con una alimentación equilibrada y no perder los beneficios que se hayan conseguido.

Tipos de dietas depurativas

Estas dietas normalmente se llevan a cabo solamente durante uno o dos días y mientras dure, solamente hay que comer lo indicado y, preferiblemente, quedarse en casa sin realizar esfuerzos ni ejercicios.
Algunas opciones de estas dietas depurativas son:

Dieta del pomelo

Esta fruta es un maravilloso quemagrasas además de desintoxicante y aporta mucha vitamina C y fibras. Para llevar a cabo esta dieta hay que pasarse el día comiendo toronja ya sea en rodajas o en zumo. Por la tarde puede combinarse con un yogur desnatado y por la noche, cenar una ensalada de lechuga o de espinacas.

Dieta de fibras

En este caso la fibra va a ser la principal protagonista de un fin de semana de desintoxicación. Se puede consumir con yogures desnatados, con leche o con zumo de naranja, así como en barritas o con frutos secos como por ejemplo las almendras. Por la tarde se pueden también consumir unas manzanas o fresas y para cenar una sopa de puerro, apio y zanahoria.

Dieta de la zanahoria

Se puede disfrutar de esta verdura en cualquiera de sus presentaciones, pero preferiblemente cruda ya que de esta manera se reduce el apetito y la ansiedad al morderla, aunque también se puede tomar rallada, en puré con un chorro de zumo de limón, en caldo o licuada. Antes de acostarse puedes terminar tu día con una infusión natural.

Dieta del tomate

Esta opción es excelente para quienes acaban de dejar de fumar y para las mujeres que tienen celulitis y con ella hay que tomar tomate durante un día entero en todas sus formas. Al levantarse nada mejor que un rico zumo y en el momento de desayunar, dos tomates cortados en rebanadas. A la hora de almorzar una ensalada de tomate con lechuga y brotes de soja, aderezado todo con un poco de aceite de oliva. Para merendar un zumo de tomate y menta y para cenar, se repite el mismo menú que al mediodía. Antes de acostarse una infusión.

Dieta de la alcachofa

Esta verdura cuenta con propiedades diuréticas que ayuda a eliminar las grasas acumuladas, especialmente en la zona del vientre. Esta dieta debe tener una duración de un día. Para desayunar hay que tomar una rebanada de pan integral con un poco de crema de alcachofas. A la hora de almorzar, unos corazones de alcachofa a la plancha y por la noche una tortilla de esta verdura. Tanto a medida mañana como por la tarde se puede tomar un yogur desnatado.

¿Qué sucede después de la dieta desintoxicante?

Lo importante es que una vez hayas terminado el régimen no te vayas a dar un buen atracón repleto de calorías. Lo que tendrás que hacer es ir aumentando paulatinamente las cantidades de alimentos que vas a ir ingiriendo y en la medida en que te sea posible, ir consumiendo mayor cantidad de frutas y de verduras a diario.

A %d blogueros les gusta esto: