La primera impresión es la que cuenta!

Una frase conocida y popular, dicha y hecha!
Cuando conocemos a alguien es muy importante que esta persona obtenga una buena impresión de nosotras.
Somos concientes de que tanto en el campo afectivo como en el laboral, la primera impresión es determinante.
Y pretendemos con esta nota dar algunas pautas para no equivocarnos y sacar del primer encuentro la mayor ventaja posible. La primera impresión es la que cuenta! Esta primera impresión es el primer contacto que tenemos con determinada persona, y esta impresión será determinante en todos los contactos posteriores.Un primer encuentro puede determinar el grado de simpatía que despertaremos (o no) en un desconocido. Consecuentemente será también un punto rector del desarrollo de una relación, una amistad o de las relaciones de negocios que entablaremos a partir del mismo. Por eso, siempre es muy importante dar una excelente primera impresión. ¿Qué es una “primera” impresión? Simplemente son los primeros pensamientos que una persona tiene de nosotros después de conocernos. Esta probado que esta primera impresión se forma durante los primeros cinco minutos de conversación. Se dice que un buen orador tiene cinco minutos para convencer a la audiencia de que tiene algo bueno que decir. El cómo es lo que va a afectar a la primera impresión: cómo se viste, cómo habla, cómo mira, etc. Por ejemplo:

  • La primera impresión de un cliente determina el impacto que un vendedor tendrá sobre éste.
  • La primera impresión de un entrevistador puede determinar si le dan el empleo o no.
  • La primera impresión determinará si un candidato estará dispuesto a volver a salir con nosotras o no.¿Cómo hacer para causar una buena impresión?

A continuación enumeraremos algunos consejos útiles para aplicar a tu vida diaria. Si los pones en práctica, difícilmente ocasionarás una primera mala impresión.

  • Cuando conozcas a alguien, ya sea por teléfono o en persona, debes actuar de forma entusiasta por haberlo encontrado.
  • Una sonrisa “ganadora” es un arma esencial a la hora de generar simpatía en el otro.
  • Saludo cálido: Con un simple “hola Pedro” debes ser capaz de demostrar con tu tono de voz que te alegra verlo.
  • Debes actuar como si estuvieras saludando a tu mejor amigo, a quien no ves hace mucho.
  • Si te encuentras dentro de un grupo de personas, debes saludar a cada uno por su nombre, y en caso de no conocer a alguien presentarte.
  • Debes mirar a los ojos a la persona con quien estás hablando y ser cordial. De esta misma forma debes saludar a tus contactos, familiares y amigos.
  • Cuando alguien te llame por teléfono, debes saludar con un “hola” profesional. Cuando reconozcas quién es el que está llamando, debes actuar de forma alegre al oír su voz.

Si eres de las personas que simplemente no les gusta actuar de manera simpática ante un desconocido:

  • Actuar es la clave: aunque en un principio sea sólo una actuación, al recibir una respuesta entusiasta de la persona con quien te estés encontrando, ese entusiasmo se contagiará también hacia ti. Al mismo tiempo conseguirás que la otra persona se sienta importante y estará alegre de verte. Causarás una primera impresión excelente.

positivo.jpg

Estas técnicas te ayudarán a satisfacer a las otras personas y de esa manera podrás concretar y tener buenas relaciones humanas. Los clientes querrán volver a comprar, la audiencia querrá escucharlte siempre, los nuevos amigos te llamarán por teléfono para ver cómo estás… Y los nuevos candidatos no verán la hora de encontrarte de nuevo!

A %d blogueros les gusta esto: