La ropa que te favorece cuando la dieta no ayuda…

¿Estás a 3 días de esa fiesta que tanto esperaste y no llegaste a estar en forma con la dieta y el plan de ejercicios que habías comenzado? No llegues al ataque de pánico, tenemos para ti unos pequeños secretillos que te ayudarán a quitarte esos kilos que realmente no se han ido La ropa que te favorece cuando la dieta no ayuda... Todas sabemos que para lucir una figura delgada, es fundamental llevar una dieta adecuada y una rutina de ejercicios que te ayuden a mantener los músculos en su lugar.De todas formas, si no llevas este estilo de vida y decides implementarlo, no obtendrás resultados instantáneos. Y aquí es donde surge el problema, llega el día de la fiesta y no estás en el punto que esperabas… o simplemente decidiste que no quieres seguir viéndote con los “rollitos” de siempre y decides tomar las riendas del asunto… Éstos son los consejitos que tenemos para darte, para que la forma de vestirte te ayude en tu batalla contra los kilos de más…

  • Los colores: Todas sabemos que los tonos oscuros son los que nos hacen ver más delgadas mientras que los claros nos ensanchan visualmente, por lo que debes tratar de elegir estos colores para que visualmente te veas más esbelta… y sobre todo debes aplicarlos en la parte de tu cuerpo que menos te guste, por ejemplo, si tienes caderas fuertes debes optar por unos pantalones o unas faldas negras, azules o cualquier otro color oscuro… y reservar los claros para tu puntos fuertes, es decir si tu torso es pequeño, aprovecha estós colores para la parte superior. Las texturas y tonos apagados, como la lana o el algodón, absorben la luz, y por lo tanto evitarán dar a tu cuerpo una sensación de carga. Por esto mismo, elije también los colores negro, azul marino, verde oliva, violeta, gris, marrón chocolate, morado, y borgoña. De todas formas lo mejor para estilizar es mantener un mismo color arriba y abajo, sobre todo si de una fiesta se trata, pues visualmente tu imagen se alargará y afinará.

    traje_camel.jpg

  • Telas: Si tu objetivo es quitarte unos kilos debes evitar tanto las telas brillante como aquellas que tengan mucha textura, y esto es por 2 razones: Las telas brillantes reflejan la luz, por lo que harán que cualquier área de tu cuerpo parezca más grande, y las telas con textura lo único que logran es agregar un “peso” extra a tu imagen. Así que descártalas a la hora de vestirte para afinar…
  • Líneas verticales: son otro de los secretos fundamentales que pueden crear un efecto de delgadez, pues siempre que sean verticales, las líneas te harán ver más estilizada, pero ten cuidado de elegir las del tamaño adecuado para ti, si eres de contextura más bien grande opta por las más finas. Los accesorios como collares o aros que caen verticalmente también son una buena ayuda.

    traje_negro.jpg

  • Líneas horizontales: Prohibidas si de quitar peso se trata! Trata de evitar cualquier línea horizontal en tu vestuario, desde cinturones a blusas de cuello redondo, lo único que harán es “cortar” tu imagen visualmente por lo que parecerás más baja al tiempo que evidenciarán el ancho de tu cuerpo.
  • Resalta lo adecuado: Si te encuentras con unos kilitos de más, lo mejor que puedes hacer es focalizar la atención en tu rostro y tu cabello, consecuentemente debes mantenerlos bien cuidados y arreglados. Si de una fiesta se trata, debes esmerarte en llevar un buen make up y un buen peinado, para que tu rostro sea el protagonista de tu figura. Los accesorios tambén serán de mucha ayuda, aros, collares, bufandas…

    make_up.jpg

  • Líneas sencillas: Son las que más favorecedoras cuando de sobrepeso se trata, por lo que lo ideal será que todas tus prendas tengan un corte sencillo y sin extravagancias, evita los volados y los estampados. Equipa tu armario con polleras rectas, trajes con cortes horizontales y no diagonales, blusas de cuello recto, y chaquetas sport. Y no olvides los zapatos de tacos altos, son por naturaleza fundamentales a la hora de estilizar.
  • Mantener una buena postura: Cuando te encuentres de pie, debes cuidar la forma de tu postura, debes erguirte cómoda pero firmemente, y también debes cuidar de hundir el abdomen (obviamente sin llegar al punto en que no puedas respirar) sino lo suficiente para que se vea más chato… verás como esta nueva forma de pararte te quitará de entrada unos cuantos kilos… y posiblemente algunos años también.

Así que ya estás informada, ya no tienes excusas para salir sintiéndote incómoda con tu figura… Arréglate lo mejor posible para sentirte bien mientras y verás como los complejos desaparecen al tiempo que la confianza en tu imagen aumenta… Y si de todas formas sigues sintiéndote mal por esos kilitos de más, no dudes en meterte en un adecuado plan nutricional y unas visitas al gim y verás como en un tiempo ya no tendrás de que preocuparte…

A %d blogueros les gusta esto: