Llorar o no llorar

El llorar no puede prohibirse porque es un acto muy común en las personas pero si hay que saber controlarlo pues es para eliminar las emociones negativas o el estrés pero no para convertirlo en habito. Llorar o no llorar Las mujeres son más propensas a expresar sus sentimientos o emociones por medio de las lagrimas y muchas veces el llorar lo toman como un medio para desahogarse y liberar en gran parte la presión que llevan dentro, incluso, no siempre lo hacen por tristeza pues también suelen derramar una que otra a causa de felicidad. Pero para muchas personas sobre todo hombres el hecho de que una mujer sea llorona puede convertirse en algo fastidioso y aburridor y tratan que dejen de lado esta costumbre que no solo los estresa sino que por lo general hacen ver feas los rostros femeninos pues la nariz se enrojece y los ojos se hinchan .Pero así como recomiendan que la risa es una excelente terapia para liberar tensiones, llorar también lo es, pero en una manera controlada y normal. 

El llorar es una acción común y corriente dentro de la humanidad y muchas veces pasa que puede contagiarse, así como la risa. Lo que pocos saben es que liberar lágrimas ayuda a liberar adrenalina lo que facilita que se dispersen las tensiones o sensaciones de preocupación, minimizando la afección.  Solo hay que notar la magnitud del efecto tranquilizador, que después de alguien ha llorado, frecuentemente se queda dormido, ya sea un niño o un adulto. El problema es que cuando las personas crecen dejar atrás la costumbre de dejar liberar sus preocupaciones o dolores así como cuando eran niños que a pesar de que lloraran mucho, era entendible y así mismo debería seguir siendo cuando se es grande pues esas angustias y esas presiones son mucho más reales y mayores. Lo importante es que una mujer tenga como expresar o cambiar de idioma sus tristezas o sus preocupaciones y nada mejor que por medio de lágrimas pues nada peor que fuera por ira, gritos o violencia. 

Con respecto a la salud, lo bueno es que las lágrimas ayudan  a limpiar los ojos, a eliminar la resequedad y las partículas que suelen alojarse en el interior de los parpados. Curiosamente dependiendo de una situación las lagrimas pueden ser de diversas composiciones, las que se derraman por dolor y por los estados de ánimo son muy diferentes a las que salen como un mecanismo de defensa por ardor en los ojos o por el consumo de alimentos. Pero algo que hay que comprender es que debe aprender a llorar pues no hay que hacerlo todos los días, en todo momento y poniendo en riesgo la salud pues generalmente se acompaña este comportamiento con la falta de alimentación y se sume en una depresión muy grande. A veces es mejor llorar en privado y sin el ánimo de generar lastima o escándalo entre los demás. 

A %d blogueros les gusta esto: