Los hábitos desagradables de los hombres

Hay ciertos hábitos masculinos que pueden desencantar a cualquiera y aunque no todos los hombres poseen la totalidad de defectos, por lo menos hay uno que puede llegar a incomodar. Los hábitos desagradables de los hombres Un hombre generalmente siempre va a ser un poco más descuidado o su comportamiento no será tan adecuado como el de una mujer, pero hay ciertos hábitos que los pueden catalogar como los más cochinos, irrespetuosos y desadaptados y aunque  no todos pueden poseer la totalidad de la lista, por lo menos uno si tienen. Posiblemente son muchos hábitos y sería muy larga la clasificación pero entre los principales y a los que cualquier mujer saca corriendo es el hecho de tocarse o rascarse continuamente los genitales y no tiene pudor alguno para hacerlo en público y sin importar si hay niños u otras mujeres en frente. 

Un segundo defecto es la manía de orinar por fuera del inodoro, dejar salpicada la superficie o no descargar la cisterna después de haber ido al baño, incluso pueden orinar fácilmente hasta 4 veces dejado un mal olor y por supuesto, una imagen bastante asquerosa. Además que deben tener en cuenta que no hay nada más incómodo para una mujer que sentarse en el inodoro y ver o sentir la superficie mojada. La tercera manía y algo fastidiosa además de causar mucha repulsión es soltar sus gases estomacales no importa si es en público o en la alcoba y estando al lado su pareja. El problema es que después de la primera vez, ya no existe la vergüenza y será sencillo dejarlos ir y sonar, incluso provocándoles risa. Después sigue otro defecto que aunque para ellos puede ser fascinante para el resto puede ser totalmente incomodo: el hecho de hurgarse la nariz, y sienten que por la confianza que se tiene, la pareja podrá soportar cuanta suciedad puedan expresar. 

Hay que tener respeto por quienes rodean y el hecho resulta bastante desagradable.Es común que haya días en los cuales una persona se levante tarde y no quiera bañarse porque es el día de estar en pijama, pero que se convierta en rutina y el baño sea evadido por varios días es realmente incomodo además porque se generan olores y cierto aspecto que desenamora a cualquiera. Un hombre por excelencia es adicto al futbol, pero algo que pueda molestar realmente a una mujer es el hecho que sobreponga a este deporte sobre el resto de cosas y  más si son prioritarias, y aunque nadie lo prohíbe o los obliga a no jugarlos, deben saber distribuir sus intereses.

Nada mejor que un hombre que se cuida, de asea y trata de verse atractivo pero lo desagradable puede ser que para lograr este aspecto pasan por procesos como el baño y la afeitada dejando residuos como pelos, regueros, desordenes y suciedad por todo lado. Las manos y los dientes son un punto importante y nada más molesto que un hombre con las uñas largas o comidas y los dientes sucios o mal aliento por falta de aseo. Por último, está el hábito de comer con la boca abierta, marcar duro o que hablen con la boca llena, pues es fastidioso que la comida se salga, caiga en el rostro de otra persona o se produzcan sonidos desagradables que finalmente lo único que producen es asco.

A %d blogueros les gusta esto: