Make Up: Especial Novias

Si estás planeando tu boda, o a poco tiempo de llegar a ella, te daremos algunos consejos para que tengas en cuenta a la hora de decidirte por tu maquillaje.
En el día en el que eres protagonista de todas las miradas, no debes dejar a un lado tus cuidados para poder lucir el look radiante que identifica a toda novia. Make Up: Especial Novias Una de las primeras consultas que hacen las novias antes de la boda se relaciona con el maquillaje. Ellas quieren saber cómo lograr que bases y polvos logren cubrir todas las imperfecciones sin que el efecto no resulte el de una máscara. Algo bastante lógico si se piensa en la expectativa femenina de verse radiante y atractiva, pero además muy fresca y natural. Lo primero que hay que tener en cuenta es que el principal objetivo es lograr una belleza expresiva. Para disimular defectos y acentuar lo fuerte y lo bello del rostro, es imprescindible actuar con anticipación y realizar un chequeo de la piel adecuado con varios meses de anticipación para determinar si hay algún problema y encontrar su solución, o simplemente, para establecer los pasos a seguir hasta el gran día para cuidar la piel de manera adecuada (no solo la del rostro, sino también del resto del cuerpo). Por ejemplo, en el caso de determinados tipos de manchas en la piel, la solución no debe pasar irremediablemente por el maquillaje, sino mas bien por el hecho de tratar de eliminarlas antes del casamiento con los distintos tratamientos cosmetológicos disponibles hoy en el mercado (peelings con láser, dermoabrasión con puntas de diamante, etc…). En caso de las mujeres más grandes, hay arrugas que, tomadas a tiempo, pueden llegar a atenuarse si seguimos los cuidados indicados hasta el día “D”. Por eso, mucho antes de pensar en el make up, hay que pensar en la piel, y hacer todo lo posible para mejorarla hasta llegar al día. No basta con acordarse una semana antes de seguir todos los cuidados que deberíamos haber empezado a hacer desde hace ya meses, sino de, por ejemplo, entre 3 y 6 meses antes (dependiendo de la salud de nuestra piel), visitar a un dermatólogo para descartar cualquier problema que requiera tratamiento, y a un cosmetólogo para que nos indique que opciones hay disponibles para mejorar nuestro cutis, que en definitiva es el lienzo sobre el cual se plasmará el maquillaje. Ahora sí, pasando al tema del maquillaje en si mismo, antes de definir cómo nos maquillaremos, es ideal contratar un experto que pruebe las distintas texturas disponibles, hasta dar con la correcta, que es la que dejará el rostro en su estado óptimo, con su belleza natural, pero potenciada. Otro punto a tener en cuenta en todos los casos es que lo principal es limpiar, reparar y humectar. De día y de noche, y no solo ante la expectativa del casamiento sino que es una costumbre que debe tomarse de por vida. Además, hay que recordar el hecho de no exponerse al sol sin aplicar previamente un filtro de protección alto, que ayudará a evitar varios problemas referentes a la piel (deshidratación, arrugas, manchas, etc…). Y lo mismo corre para aquellas que decidan tomar cama solar antes de su boda. Ahora bien, el maquillaje de una novia, como ya hemos dicho, no debe hacerla parecer otra persona, sino resaltar su belleza natural. Elegir un profesional que utilice productos de primera línea es muy importante para obtener varios resultados. Y hacer tantas pruebas como sean necesarias hasta obtener lo deseado es fundamental. El maquillaje de una novia debe destacar sus virtudes y ocultar sus defectos, y tiene que, además, ir acorde con su personalidad. Con esto queremos decir que, una mujer que no está acostumbrada a maquillarse a diario, no se identificará con un maquillaje intenso, no se sentirá cómoda, mientras que el estilo “nude” no irá bien con aquellas que suelen maquillarse todos los días, y que utilizan looks intensos para los eventos importantes. Por eso, una buena pregunta para hacerse al momento de decidir el make up es ¿Cómo suelo maquillarme? Entonces, aquellas que estén acostumbradas a enfatizar sus ojos, deberán seguir este camino para acertar en su aspecto, mientras que aquellas que acostumbren a hacer tan solo un maquillaje correctivo (ojeras, rimmel, rubor y brillito), deberán optar por un look más fresco y natural. El objetivo es sentirse una misma, pero de manera un tanto acentuada para que haya diferencia. Otro punto a tener en cuenta, es que el maquillaje debe ir acorde con el estilo de fiesta, el estilo de novia, y el peinado. Por eso, no será lo mismo el maquillaje de una novia de día que el de una de noche, y tampoco será igual un make up para un recogido que para un peinado más suelto. Tampoco será igual el look de una novia que por lo general es provocativa y seductora, que el de aquella que es mas naif y más dulce. Todo debe conjugarse según la personalidad de cada una. El mejor consejo que podemos darte para ese día tan especial, es que con tiempo comiences a cuidar tu piel, y que no escatimes en los profesionales que se encargarán de tu aspecto. Un buen maquillador es aquel que entienda cual es el look que estas buscando, y que se dedique contigo a hacer las pruebas necesarias hasta encontrarlo y mejorarlo aportando sus conocimientos. La buena noticia para las que se preocupen por la duración de su look durante toda la noche, es que actualmente existen fijadores de maquillaje que lo dejan intacto hasta 24 hs.

A %d blogueros les gusta esto: