Mitos o verdades: implantes en los senos

Las cirugías estéticas para aumentar el tamaño del busto están en pleno furor, unas por estética, otras por autoestima, pero siempre con muchas preguntas e inquietudes que unas son verdad y otras son mito. Aquí las aclaraciones. Mitos o verdades: implantes en los senos Son muchas las teorías, conceptos, ideas y palabras que giran alrededor del crecimiento de los senos y muchas empiezan a practicar haber si con el paso del tiempo, su busto empieza a adquirir un poco mas de tamaño. Además es una preocupación que empieza a surgir cuando van desarrollándose y observan que sus senos no crecen y surge la idea de querer tener pareja, cuando en todo el mundo se sabe, que la mayoría de hombres se desviven por un par de senos con un tamaño grande.

Hay que aclarar que el busto excesivamente grande ya no es una idea que se maneje, pero si un poco notable, entonces quienes no tienen y no conocen un método de crecimiento eficaz, recurren a las cirugías estéticas para aumentar el tamaño. Pero hay que cuidar que no se note mucho, que no se vean excesivamente plásticos, que se vean elegantes, nada exagerados ni vulgares. 

Lo primero es saber que para operarse, la edad más propicia es a partir de los 18 años, pues el cuerpo puede estar totalmente desarrollado y adecuado para que reciba este tipo de elementos, aunque para algunas chicas puede haber la opción de operarse antes pero con el consentimiento de los padres.  Prótesis hay de todo tipo, pero según especialistas, las mejores son las de gel de silicona ya que el riesgo de rotura es mínimo y el resultado es muy natural. Antes se empleaban prótesis que eran totalmente redondas y no anatómicas, es decir, no se adecuaban a la forma del cuerpo y se veía bastante artificial y ahora se prefieren las que son de última generación, anatómicas y que dejan a la vista un busto mucho más natural. 

La cirugía se puede realizar por diferentes métodos, pero cada quien emplea uno diferente dependiendo del manejo de los instrumentos, de la cicatrización de la piel y de que se minimicen riesgos de hematomas. Siempre las chicas se preocupan por el tiempo de recuperación, pero en realidad no supera la semana, obviamente no puede haber un esfuerzo que ponga en riesgo la salud. Hay que esperar que el pecho se desinflame lo cual se demorará aproximadamente dos semanas y para que la prótesis se adhiera al músculo, deben esperar cerca de 3 o 4 semanas. Con respecto al gimnasio y las vacaciones y tomas de sol, es mejor hacerlo después de pasado el mes. 

Este tipo de prótesis duran para toda la vida, aunque las que se usaban antes podían durar aproximadamente unos 15 años antes de cambiarlas o que se reventaran por accidente. Por seguridad es mejor que haya un seguimiento anual pasados diez años. Por último, cuando una mujer quiera ser madre, no tiene de que preocuparse, pues podrá amamantar a su pequeño sin ninguna complicación, pues la glándula mamaria, sigue estando en su lugar y en condiciones normales. 

A %d blogueros les gusta esto: