Noche de… ¡GUERRERAS!

Mujeres! Cuantas cosas que nos ha dado la naturaleza!
Pero muchas veces nos proponemos desesperadamente seducir a un hombre, y nuestra mente, que generalmente esta atiborrada de ideas, se queda repentinamente en blanco.

Por el simple hecho de ser mujeres,aunque no siempre lo veamos o lo tengamos presente, tenemos  una inmensa capacidad de seducir.
TODAS NOSOTRAS! Noche de... ¡GUERRERAS! Aquí vamos a pasarte una guía de truquillos y secretos para que tengas en cuenta la próxima vez que te encuentres en una noche de  seducción y no sepas que hacer. Seducir es un arte complicado, lo cual no quiere decir que sea imposible de aprender, todas podemos hacerlo. Por suerte, algunas mujeres ya vienen de fábrica con ese don “natural”, y por mala suerte, al resto de las mortales nos toca aprenderlo (generalmente a los golpes) a lo largo de nuestra vida. La seducción consta de dos pilares fundamentales: la teoría y la práctica. En este articulo te daremos las bases teóricas, y por tu parte quedará llevarlo a la práctica.

  • Seducción = Diversión: La próxima vez que salgas de caza ten en cuenta un elemento indispensable: la sonrisa. Nadie quiere a una llorona reprimida, pues no es para nada sexy. Los hombres se dirigen siempre a aquellas mujeres que ven felices de la vida, aquellas que parecen llevarse el mundo por delante con cada paso que dan, aquellas que irradian seguridad y sobre todo alegría. Si bien todas tenemos problemas y la vida no es perfecta, no te decimos mandes todo a volar, pero sí que la próxima vez que salgas con intenciones de traerte un souvenir de recuerdo, no lleves contigo tu mochila de problemas, pues esa es mejor que se quede en casa.
  • Tema que debes evitar: Sexo: Aunque parezca una contradicción, dejar en evidencia que lo único que buscas es una aventura pasajera, puede llegar a romper el hechizo que estas buscando generar. Puedes insinuarte pero nunca ir directo al grano. El misterio es más atractivo que el fin en si mismo. Los hombres buscan superar los obstáculos del camino, y no esperan que les resulte fácil.
  • Invitación: cuando acudes a un bar con tus amigas, cuando salen de “conquista”, no deben quedarse encerradas en su propio grupo. Si bien no es que tienen que disparar cada una hacia una punta del boliche, deben dejar en claro que no llegaron para irse solas, sino que cualquiera que lo desee (y supere las pruebas necesarias) puede acercarse a los trofeos en cuestión, osea, a ustedes.
  • Observación: Recorre el lugar con tu mirada en busca del posible candidato. Una vez que des con la presa comienza con el juego de miraditas, sonrisas, bailes y coqueteo. Eso es algo que TODAS sabemos hacer. Pues está en la naturaleza histérica de toda mujer.
  • Si ya seguiste todos los pasos y no pasa nada: Llegaste al boliche con el rifle de caza al hombro, diste todas las pruebas para demostrar que eres una chica bien predispuesta, localizaste a tu presa, coqueteaste y… nada… Este es el momento de sacar la artillería pesada para hacer reaccionar al hombre en cuestión, si intuyes que está interesado pero aún no ha dado el primer paso y la noche va llegando a su fin, acércate con cualquier excusa y háblale. Si el interés era mutuo, por cualquier camino llegarán a Roma.
  • Stop a la desesperación: Si has salido totalmente preparada para la acción, dispuesta a encontrar al Brad Pitt de la noche y resulta que lo único que has conseguido es un bote de helado… que compraste en el camino de vuelta a casa… porque fue el único dispuesto a acompañarte… y encima tuviste que pagar por el … No caigas en un mar de desconsuelo, en matemáticas, para sacarse un 10 hay que estudiar, y no solo acanza con la teoría sino que tambien debes practicar… si esta vez la suma no te dio igual a 2, sigue practicando, pues la próxima estarás mas entrenada para salir a la cancha.
  • No te engañes: Si has salido en la búsqueda de una aventura pasajera, no esperes que repentinamente aparezca tu príncipe azul para rescatarte de la torre en la que te sientes encerrada. Por ende, nada de llantos ni de esperar milagros, los hombres no se toman enserio las relaciones de una sola noche. Lo mas probable que el candidato en cuestión, si es que vuelve a acordarse de tu persona, sea otra noche en la que no tenga mejores planes.

Y bien amiga, para terminar no olvides que la seducción es un arma de doble filo. Puede hacerte sentir la dueña del mundo, al igual que puede hacerte sentir insignificante. Todo depende del lugar y la suerte que tengas en la noche en cuestión, por eso siempre debes tener la autoestima alta para jugar a este juego, pues puedes resultar ganadora o perdedora, pero lo importante es que te diviertas! Y en la medida de lo posible, consigas eso que tanto buscabas: una noche alocada!

A %d blogueros les gusta esto: