Objetivo Bikini

Cuando faltan un par de meses para el verano, solemos entrar en ataques de pánico ante el hecho de pensar que en pocas semanas deberemos caber en nuestra bikini, y como si esto fuera poco, sin ningún rollito, firmes y espléndidas.
El mayor problema de todas es que los costados de nuestro cuerpo sobresalen, de alguna extraña manera, parecen haberse salido de sus cabales, pues lucen prominentes y abultados. ¿Kilos de más? El famoso efecto post- invierno.
En esta nota, algunos consejos para combatir el problema a tiempo. Objetivo Bikini Organizar nuestra dieta, algo que debería de ser un hábito, no solo antes del verano, sino durante todo el año, es fundamental para perder peso. A esto le debemos sumar algunas rutinas de ejercicios y complementos para la dieta, que nos ayudarán a cumplir nuestro «Objetivo Bikini«.

  • Calma: La hora de comer debe ser una hora de relax. Masticar bien, disfrutar de la comida y no saltearla es fundamental para el éxito de la dieta. Y en claro hay que tener que, la comida no es una solución ante los ataques de estrés y ansiedad.
  • Organización: Planear el menú y los horarios de las comidas es la mejor manera de comer lo indicado en el momento indicado. Desayuno, almuerzo, merienda y cena son las comidas fundamentales que todos debemos respetar. Agregar una colación a media mañana y a media tarde, ayudará a no llegar con hambre al horario de las comidas principales, por lo que evitaremos el riesgo de no respetarlas.
  • Hidratos de carbono y azúcares: Olvidarlos por un tiempo. Pasta, arroz, galletitas y pan solo en porciones moderadas, y preferentemente los integrales y reducidos en calorías.
  • Frutas y verduras: Se convertirán en la base de nuestra dieta. Desde el desayuno hasta la cena, porciones de ambos serán protagonistas. Aportan nutrientes y son fundamentales en toda dieta, sobre todo a la hora de perder peso.
  • Carnes: Porciones de 150 gr. y preferiblemente 1 vez al día. De más está decir que deben de ser magras y hechas a la plancha, al horno, o de cualquier forma que no sume calorías.
  • Hidratación: Es un punto fundamental a la hora de ponerse en forma. Tomar 2 litros de agua diarios ayuda a la eliminación de toxinas, a regularizar las funciones intestinales y a hidratar nuestra piel.
  • Bebidas alcohólicas y café: Suprimirlos es lo ideal. Los jugos naturales y tisianas son la opción alternativa.
  • Embutidos y frituras: Prohibidos al igual que las comidas pre-hechas y aquellas que son ricas en grasas.
  • Ejercicio: Media hora diaria de ejercicios localizados y media de aeróbicos es una buena forma de empezar. Para aquellas que no disponen de mucho tiempo, 3 horas de gimnasia por semana es un buen número, pero complementar con caminatas y demás ejercicios cardiovasculares para mejores resultados.

A la hora de empezar una dieta, es fundamental ponerse un objetivo claro y posible. No se puede pretender bajar 10 kilos en 2 semanas, así como tampoco se deben suprimir comidas y padecer hambre. Lo ideal es hacerlo a paso lento pero seguro. Se calcula que perder 1/2 kg. por semana es lo ideal. Asimismo, para sacar los mejores resultados de una dieta, lo mejor es hacerla bajo supervisión de un nutricionista, que sabrá indicarnos cual es la cantidad diaria de calorías que debemos consumir por día y nos dará la dieta más indicada según nuestro cuerpo y nuestro estilo de vida. Los permitidos deben estar presentes para no caer en la tentación. Ya sea una comida por semana o una pequeña golosina diaria, ayudarán a satisfacer la ansiedad de «algo rico». Tampoco debemos evitar el ejercicio, pues es la mejor ayuda para que nuestro plan de los mejores resultados. No solo nos ayudará a quemar calorías y tonificar nuestra masa muscular, sino que también nos hará sentir más activas y motivadas para no salirnos del plan. Y para finalizar, es importante recordar que, si rompemos la dieta, es mejor retomarla inmediatamente en vez de esperar al día siguiente, o peor aún, caer en la típica promesa «El lunes comienzo nuevamente». Es mejor cumplir el 10% de nuestro plan que nada. No es imposible, la paciencia y perseverancia nos asegurarán el éxito de nuestro «Objetivo Bikini».

A %d blogueros les gusta esto: