Un perfecto alojamiento para ir con los amigos: el Cortijo Las Gregorias

Lucena es una hermosa localidad de la provincia de Córdoba, situada entre la zona conocida como Campiña Sur y la cuenca media del río Genil, en pleno corazón del Parque Natural de las Sierras Subbéticas. Un perfecto alojamiento para ir con los amigos: el Cortijo Las Gregorias En sus afueras, y enclavada en los bellísimos escenarios en los que encontramos el Embalse de Iznájar, llamado también “el lago de Andalucía”, se halla un confortable alojamiento de turismo rural, ideal para pasar unos días de descanso conociendo la zona. Asimismo, dada su amplitud, capacidad e instalaciones, es muy apropiado para pasar con un grupo de amigos un inolvidable fin de semana.

Se trata del Cortijo Las Gregorias, una gran hacienda en la que antaño se dedicaban a la agricultura y ganadería. Hoy en día ha sido adaptada para el turismo, dotándola de todas las comodidades pero sin haber variado ni un ápice ni su estructura ni sus principales elementos, conservando el encanto y apariencia de otras épocas. Ayuda a ello las blancas paredes y el atractivo y acogedor estilo andaluz con que la vivienda ha sido decorada.

La casa tiene capacidad para que se puedan alojar en la misma hasta 20 personas. Dispone de 3 habitaciones de matrimonio, una doble, 2 triples y, dada la amplitud de las habitaciones, se pueden colocar camas supletorias también si así se desea.

En la vivienda encontramos también un gran salón con muros de piedra y vigas de madera, con chimenea y una gran mesa de forja y con un toque rùstico muy agradable. También hay una cocina muy bien equipada y 4 baños. En el zaguán hay una biblioteca en la que encontraremos más de 200 títulos de literatura de calidad.

En la parcela que rodea la casa se ha habilitado un espacio para cocinar y comer al aire libre, con barra de bar, botellero frigorífico, barbacoa, mesas y sillas, por lo que vamos a disponer de todas las comodidades para una agradable jornada. Hay también una fantástica piscina, con hamacas alrededor, así como una mesa de ping-pong.

Desde la casa se puede disfrutar de unas impresionantes vistas de los alrededores, muy aptos para las actividades al aire libre, como los paseos a caballo o en bicicleta, el senderismo o simplemente los paseos por el Parque Natural y por la hermosa zona en la que se encuentra el Embalse.

A %d blogueros les gusta esto: