Paradigma del sexo en la cama

El sexo frecuentemente es pensado para practicarse en una cama o un lugares cerrados como una habitación pero hay muchas personas que quieren cambiar este pensamiento y empezar a buscar nuevos lugares que motiven, que emocionen y llenen de vida la relación Paradigma del sexo en la cama Las relaciones sexuales siempre se reducen a ligares donde hay una cama porque es algo que ya esta creado en el imaginario de las personas y son pocas las que se atreven a hacerlo en lugares inimaginados por pena, por falta de tiempo o por falta de privacidad, pues son lugares muy concurridos. Y es que por la forma en la que la sociedad ha influido en la educación de diversas generaciones, muchas veces el sexo se ve como algo pecaminoso y que no debe ser visto por nadie y practicado con el mayor recelo y privacidad. 

Y no es que se busque hacer este tipo de prácticas frente a todo publico o lugar pero si dejar atrás el paradigma de hacer el amor en un cuarto encerrado y sobre una cama. Los primeros cambios se están viendo con las prácticas sexuales en lugares como la playa que puede ser un plan muy romántico, en los baños públicos o ascensores por aquello de la adrenalina o incluso en los parqueaderos sin estar dentro del carro siempre y cuando se cuide que o todo el mundo observe lo que pasa. Este tipo de emociones fuera de lo común pueden reforzar la unión de una pareja al salir de la cotidianidad de la casa o del mismo lugar acolchado que aunque cómodo ya aburre. 

Los lugares acuáticos también son muy llamativos y pueden ser incluso la fantasía de muchas personas, entonces las piscinas, los ríos o el mismo mar se transforman en un sueño para una pareja. Mucho mejor si es el mar porque en él se pueden aislar y nadie se percatara de lo que pasa incluso si no tienen sus vestidos de baño. Otro destino puede ser las áreas que están llenas de pasto, de flores, de mariposas y un olor agradable a aire libre. Entonces es justo durante un fin de semana soleado en donde la pareja decide darse un viaje a un pueblo cercano a la ciudad y de paso refugiarse en un lugar aislado para disfrutar entre ellos. Hay algunos edificios que tienen escaleras que son poco concurridas por las personas y se usan mas para las situaciones de emergencia y estos lugares son perfectos para un momento sexual sin que nadie perturbe o la emoción sube si sienten que alguien podría descubrirlos. 

Otro lugar que puede ser muy visitado pero dependiendo de la ocasión son los probadores de los almacenes de ropa y si no hay una supervisión de una vendedora u otra persona, se puede aprovechar para una aventura teniendo como excusa probarse una que otra prenda. Otra fantasía son las salas de cine o teatro que aunque no es totalmente privado y no sirve para el acto completo si puede servir para hacer ciertas actividades como la masturbación o el sexo oral a la otra persona aunque hay que tener ciertas recomendaciones porque aunque el lugar sea medianamente oscuro, siempre la visibilidad será de un 30%, entonces lo mejor es visitar el cine cuando no haya mucho público y siempre escoger las últimas filas. 

A %d blogueros les gusta esto: