Patatas con jamón york gratinadas

Con esta receta conseguirás un plato exquisito, además de económico y fácil de hacer. Suele gustar mucho a los niños. Si te gustan los sabores más fuertes, siempre puedes sustituir el jamón york por jamón serrano. Patatas con jamón york gratinadas Ingredientes para 4 personas: 4 patatas, 150 grs. de jamón york, 100 grs. de bacon, una yema de huevo, mantequilla, leche, harina, queso rallado, aceite de oliva y sal.

Procura escoger las patatas más o menos de la misma medida.

Pon una olla con agua y sal en el fuego, y echa en ella las patatas con piel, que deberás haber lavado bien. Cuando estén cocidas retíralas del fuego, sacándolas del agua y dejando que se enfríen. El tiempo de cocción varía, dependiendo de varias cosas como el tamaño de las patatas. Suele oscilar entre 30 y 45 minutos, Compruébalo clavando un palillo.

Cuando las patatas estén frías, las pelas y las partes por la mitad, Corta un poco por abajo para que tenga una base para aguantarse. Vacíalas también por el centro, con una cucharadita, raspando la patata para hacerle un hueco.

Pon todas las mitades en las que ya has hecho el hueco en una fuente para ir al horno.

Fríel el bacon en una sartén y córtalo en trocitos muy pequeños.

Con la leche, la harina, la mantequilla y un poco de sal, haz una bechamel de la manera habitual. Añade a la bechamel la yema de huevo, los trocitos de bacon fritos y el jamón york cortado también a trocitos muy pequeños. Remueve bien y esparce esta mezcla por encima de las patatas.

Espolvorea con queso rallado y gratina en el horno. Sírvelas muy calientes.

A %d blogueros les gusta esto: