Platos para comer sin cubiertos

La clave para preparar unos platos que se puedan comer sin utilizar cubiertos, está en seleccionar ingredientes que cuando se vayan a coger con los dedos, ni se rompan ni manchen. Descubre algunas sugerencias. Platos para comer sin cubiertos

Sándwich de roquefort

Ingredientes:

  • Ocho rebanadas de pan sin corteza de molde
  • Treinta gramos de queso roquefort
  • Una cuchara de queso gruyere rallado
  • Una cuchara de coñac
  • Cuarenta gramos de margarina
  • Una cuchara de hierbas frescos

En un cuenco se pone la margarina, el gruyere y el roquefort y se mezclan bien hasta conseguir una crema muy homogénea. Se añaden las hierbas picadas y el coñac.

Se untan cuatro rebanadas de pan con esta masa y se cubre con las cuatro rebanadas restantes, presionando bien el relleno.

Se cortan los sándwiches en triángulos y se sirven.

Bocados de garbanzos fritos

Ingredientes:

  • Trescientos gramos de garbanzos
  • Tres lonchas de panceta
  • Un pimiento verde
  • Doce pimientos de piquillo
  • Ocho espárragos cocidos
  • Una cebolla
  • Dos cucharas de harina de garbanzos
  • Medio vaso de salsa de soja
  • Un vaso de aceite de oliva
  • Una cuchara pequeñas de azúcar
  • Cilantro fresco, pimienta y sal

Se dejan los garbanzos en remojo durante 24 horas y se ponen después en una olla a presión con agua salada hirviendo. Se cierra la tapa y se deja cocinar durante quince minutos. Se escurren pasado este tiempo y se trituran con la batidora.

Se pica el pimiento verde y la cebolla y se pochan con un poco de aceite en una sartén. Se agrega la panceta cortada en dados pequeños y se cocina todo junto. Se añade la crema de los garbanzos y se condimenta todo con pimienta, sal, soja, cilantro y azúcar para dejar cocinando durante otros treinta minutos.

Se da forma a esta masa de bocados y se pasan por harina antes de freírlos en una sartén con aceite. Se sirven acompañados de los pimientos de piquillo y de los espárragos.

Frittata de hinojo y puerros

Ingredientes:

  • Trescientos gramos de hinojo
  • Dos puerros grandes
  • Una cebolla
  • Un diente de ajo
  • Seis huevos
  • Ciento cincuenta gramos de queso rallado
  • Dos cucharas de eneldo picado
  • Aceite, sal y pimienta negra molida

Se pela la cebolla y se pica finamente para freírla junto con los puerros en una sartén con aceite y con el diente de ajo pelado y picado hasta que todo esté bien tierno. Después se añade el hinojo lavado y picado también muy finamente y se deja cocer todo junto durante unos ocho minutos hasta que comiencen a tomar color.

En un cuenco se mezclan los huevos con el eneldo picado y el queso de cabra y se condimenta. A continuación se incorporan las verduras rehogadas anteriormente y se rectifica de sal.

Se echa esta mezcla en una fuente engrasada de horno. Se espolvorea con el queso parmesano y se mete en el horno que previamente se habrá precalentado a unos 190 grados centígrados durante unos treinta minutos hasta que la frittata esté bien firme y dorada. 

A %d blogueros les gusta esto: