Postres con denominación de origen: Yemas de Santa Teresa.

Te enseño a elbarorar estas tradiconales yemas, típicas de Avila, cuyo delicioso sabor no te dejará indiferente.
Mediente esta sencilla receta, deleitarás a tus invitados con una estupenda bandeja de estos pastelitos.
¿a qué esperas para anotarte esta receta? Postres con denominación de origen: Yemas de Santa Teresa. Con la receta de hoy, te invito a que sorprendas a los tuyos sirviéndoles en una reunión familiar este rico dulce típico de nuestro país en concreto de Ávila.

Te estos hablando de las Yemas de Santa Teresa, elaboradas de una manera artesanal desde hace generaciones en esta ciudad de nuestra geografía y cuyo dulce sabor y suave paladar son inconfundibles.
Sin embargo, para todas aquellas que no podaís acercaros hasta dicha ciudad para adquirir una cajita, hoy os explico una receta absolutamente sencilla para que podáis degustar esta delicatessen, sin apenas esfuerzo y ninguna complicación.

Toma nota, porque a continuación te dejo la lista con los ingredientes de los que nos haremos uso, como verás ya los tienes por tu despensa y lo más probable es que solo sea necesario que adquieras dos o tres nuevos productos en el super más cercano.

Como curiosidad, antes de ponernos manos a la obra con este postre, te comentaré que la receta tiene sus orígenes en Arabia, y llegó a nuestro país hace ya muchos siglos.

  • – 200 gramos de azúcar
  • – 1/ 2 litro de agua
  • – Ralladura de limón
  • – 12 yemas de huevo
  • – 50 gramos de azúcar glass
  • – Azúcar glass para cubrir

Y ahora, con estas sencillas y resumidas pautas para que no puedas equivocarte y prepares una bandeja de yemas para chuparse los dedos, te detallo la elaboración de este dulce:

  1. Con el agua y el azucar fuego medio, realiza un almibar, hasta que coja el punto de bola fuerte. S
  2. Separa en un bol las yemas de las claras y añade la ralladura de limón.
  3. Mezclalo todo bien e incorpora el almibar a la yemas.
  4. Intrúducelo de nuevo en el cazo al fuego, y revuelvelo hasta tener una pasta que no se pegue a las paredes.
  5. Viertelo en un plato y dejalo enfriar.
  6. Incorpora el azúcar glass a la masa revolviéndola, dale forma de bolitas e incorpora más azucar glass a la cápsulas donde van a ir las yemas.

¡Ya tendrás listo este delicioso postre con una gran historia detrás que contar!

A %d blogueros les gusta esto: