Puré de calabacín

Los purés son ideales para que los niños coman aquellos productos que queremos y que de otra manera quizás no comerían, como la verdura o el pescado. La receta que sigue es de un nutritivo puré de calabacín. Si prefieres una crema más ligera, puedes hacerlo igual añadiendo el doble de agua. Puré de calabacín Ingredientes para 4 personas: 4 ó 5 calabacines, 1 cebolla, 2 dientes de ajo, 4 quesitos en porciones, 4 rebanadas de pan seco, perejil fresco, aceite de oliva y sal.

Después de lavar bien los calabacines, córtalos a dados pequeños.

Pela la cebolla y los dientes de ajo, y pica ambos ingredientes.

Pon al fuego una cazuela con aceite de oliva y echa la cebolla y los ajos, con el fuego suave. Sofríe y, antes de que tomen color, añade los dados de calabacín. Deja sofreír todo a fuego lento.

Cuando el sofrito esté listo, vierte ¼ de litro de agua en la cazuela y sal. Cuando empiece a hervir deja cocer durante unos 10 minutos, siempre con el fuego suave.

Transcurrido este tiempo, aparta la cazuela del fuego y añade el queso, pasándolo todo por la batidora.

Corta a daditos las rebanadas de pan y fríelos en una sartén con aceite. Déjalos que se escurran de aceite y úsalos para adornar los platos de puré, espolvoreando también con perejil.

A %d blogueros les gusta esto: