Qué hacer para que no te desborde la Navidad si la celebras en tu casa

Las fiestas de Navidad pueden llegar a convertirse en una auténtica pesadilla si este año te toca que se celebren en tu casa. Descubre algunos trucos con los que podrás disfrutar de ellas sin que las tareas te lleguen a agobiar. Qué hacer para que no te desborde la Navidad si la celebras en tu casa

Comprar con tiempo

Si compras con antelación, vas cocinando, envasando y congelado por ejemplo el relleno de unos volavanes o el marisco previamente cocido, conseguirás ahorrarte las palizas típicas que se provocan a última hora durante las fiestas. Deja eso sí, la compra de los productos más frescos y que sean perecederos para el día antes de cocinarlos.

Limpieza

No lo hagas antes de las fiestas, hazlo después. Y es que si no, te vas a tirar varios días intentando dejar la casa impecable para cuando vengan tus invitados y cuando se vayan vas a tener que empezar nuevamente.  Bastará con que tengas la casa lo suficientemente ordenada y con una decoración bonita de Navidad. Ya tendrás tiempo de limpiar después cuando hayan pasado estas fiestas.

Vajillas de plástico o de cartón

Olvídate de las vajillas de cristal y pásate a las de cartón o de plástico y a las servilletas y manteles de papel. No son nada cutres aunque lo pienses. Existen tiendas especializadas en decoración que  te permitirán olvidarte de darte grandes palizas lavando los platos y que evitarán que se te rompan, algo común durante estos días.

Si hay niños pequeños

Si entre los invitados se encuentran niños pequeños, que no se sienten en la mesa principal y mucho menos si has decidido utilizar tu mejor vajilla o mantel, ya que existen muchas probabilidades de que haya algún accidente. Si tu salón lo permite, monta una mesa auxiliar para que se sienten en ella y donde se encuentren alejados de zonas donde existan objetos que se puedan romper. Los pequeños se lo pasarán seguro en grande y los mayores podréis cenar mucho más cómodos y tranquilos.

Minimaliza

Si estás harta de los miles de adornos navideños que cada año engalanan la casa y que te quitan espacio además de acumular polvo, minimaliza. Escoge un árbol de Navidad sencillo y un misterio con la virgen, el niño Jesús y San José de un tamaño mediano, en vez de optar por numerosos centros de mesa o docenas de figuras de plástico que solamente te incordiarán.

Pide ayuda

Si las comidas y las cenas van a ser con tu familia, no dudes en pedir ayuda. Es muy normal que la gente no te ayude porque no sabe qué hacer o incluso si te va a parecer bien que lo hagan. Deja bien claro que necesitas su ayuda y que vas a agradecer cualquier tipo de colaboración que te puedan prestar por muy pequeña que sea, como por ejemplo poner la mesa o que vayan preparando el café para después de cenar.

Cómo puedes comprobar, disfrutar de estas fiestas navideñas no tiene porqué ser tan complicado como piensas si sabes organizarte.

A %d blogueros les gusta esto: