Que nadie se entere

¿Sería una locura volver el tiempo atras? ¿Estaría mal remontarnos en el tiempo y volver a ser una adolescente? ¿Y volver a tener ese cuerpo de adolescente?
Cuantas preguntas, pero todas tienen una respuesta, y un motivo. Se debe exclusivamente al artículo de hoy. Hoy me voy a dedicar en exclusivo a un tema delicado por cierto pero curioso a la vez leyendo he descubierto que existe la reconstrucción del himen. ¡Sí! así como lo leíste, es una cirugía llamada Himenoplastia y cada vez más mujeres la practican. Son cada día más las damas que deciden someterse a esta operación para recuperar su virginidad perdida. Generalmente el motivo de esta decisión es la religión o la cultura, pero además se toman simplemente como operaciones íntimas. La decisión la toman con el deseo de volver a ser virgenes fisicamente, ya que la operación consta de una reconstrucción del himen, membrana que cubre el orificio externo de la vagina de las mujeres vírgenes. Según encuestas realizadas a cirujanos plásticos, la mayoría de las pacientes son de etnia gitana, aunque cada vez se unen a ellas más mujeres musulmanas que sólo vienen a operarse y se vuelven a su país de origen tras recuperarse, justificando su decisión con una frase similar a “Si no soy virgen, me van a matar”, y es por ello que piden exclusividad. Esta operación se realiza principalmente en la Comunidad Valenciana, en casi todos los centros de cirugía estética. Además, muchas ginecólogas también realizan este tipo de intervenciones, que es aconsejable que sea una vez en la vida solamente, y la cual se considera que puede llegar a costar hasta 3.000 euros. Asegurado por los ginecologos, las mujeres se someten a esta operación a partir de los 20 años para mejorar la parte exterior de su órgano sexual o para superar una limitante funcional que se presenta en el conducto. En la antiguedad, aunque era un tabú, el sexo se practicaba en medio de la oscuridad y por ello no importaban los cambios que sufría la vagina después del parto. Pero hoy en día les aseguro que importa y MUCHO. Hoy en día, en la intimidad, cuando una mujer está desnuda se revelan los detalles a plena luz, tanto como si su zona íntima está ancha o delgada, si los labios son salidos o metidos, si es muy abierta o demasiado estrecha, pero a este problema ya le han encontrado solución. Por ello se consideran tres las razones determinantes en una mujer para efectuar este procedimiento quirúrgico: 1°- Se basa en el aspecto exterior, que se hace evidente cuando está de pie. 2°- Se determina dependiendo de cómo luce la cavidad cuando la mujer está acostada y abre las piernas. 3°- Consecuencia del aumento del diámetro interno del tubo vaginal, que también se presenta en mujeres que no han quedado embarazadas. Procedo a contarte que la metodología es sencilla. Si la vagina es demasiado delgada, se inyecta grasa y si se ve ancha, se realiza una liposucción. Esta cirugía se hace en compañía del ginecoobstetra, quien previamente hace los exámenes correspondientes para determinar si hay o no problemas de celes, es decir, descenso del útero y la vejiga. Al finalizar esta, se deben evitar las relaciones sexuales durante tres semanas, ya que es normal que se presente sangrado durante las dos primeras horas, pero la mujer puede caminar sin problema y sin dolor.  

A %d blogueros les gusta esto: