Recetas de sopa de patatas al horno

sopaAhora que la cuaresma está cerca, mucha gente dejará de ingerir carne los viernes, pero además de las tortillas de patatas, la pizza de queso y el huevo de cualquier manera, existen otras ideas para alimentar bien durante estos días, como por ejemplo con una sopa de patatas al horno que se puede preparar de varias maneras. A continuación te proponemos un par de recetas para que lo compruebes por ti misma.

 Opción 1

En este caso necesitarás los siguientes ingredientes:

  • Una cebolla
  • Dos cucharas de harina
  • Cuatro patatas
  • Un litro de caldo de verduras
  • Ciento cincuenta ml. de nata
  • Cien ml. de leche
  • Un limón
  • Queso cheddar
  • Aceite, sal y pimienta

Comienza precalentando el horno a 220 grados centígrados  y mientras hierven las patatas, pélalas y trocéalas para después aplastarlas con la ayuda de un tenedor. Reserva. Mezcla la leche con la nata y añade el zumo de medio limón. Se mezcla todo bien y se reserva. Se pica la cebolla finamente, se sala y se pone a pochar en una sartén con una gota de aceite. Cuando esté blanda se añade la harina y se deja que se cocina durante un minuto más. En el momento en que la harina comience a tostarse, se retira la sartén del fuego y se añade el caldo de las patatas, la leche y la nata, el queso rallado y un poco de pimienta, mezclándose bien todos los ingredientes hasta conseguir una pasta homogénea.

Se reparte la sopa en recipientes individuales aptos para el horno y se deja dentro durante cinco o diez minutos o hasta que el queso se haya derretido.

 Opción 2

En este caso vamos a hacer unas patatas al horno con caldo y se necesitarán los siguientes ingredientes:

  • Un kilo de patatas
  • Una cebolla
  • Dos dientes de ajo
  • Un tomate
  • Un poco de sal
  • Una pizca de pimienta
  • Cuatrocientos gramos de queso para gratinar
  • Un cuarto de litro de caldo de verduras

Para comenzar a preparar esta deliciosa receta hay que precalentar el horno a 250 grados centígrados. Mientras se va calentando se van pelando las patatas y se fríen en una sartén con aceite, durante unos diez minutos aproximadamente.

Mientras las patatas se van friendo se va cortando la cebolla y aros y se van picando los dientes de ajo.En otra sartén diferente se fríen los ajos y las cebollas durante cinco minutos. Una vez se han frito las cebollas, los ajos y las patatas, se colocan todos los ingredientes en una fuente apta para el horno y se salpimienta.

Se calienta el caldo de verduras y se echa encima de las cebollas y de las patatas. Se cubre todo con queso de gratinar y se mete dentro del horno hasta que se haya gratinado o bien derretido el queso. Se sirve bien caliente.

A %d blogueros les gusta esto: