Reconciliación y punto

Si que estan buenas las reconciliaciones! Sí que vale la pena pelearse a veces. Sí que esta bueno pedir perdón de vez en cuando.
Esas son algunas frases que nos dan placer en el momento de la reconciliación luego de finalizar.

La reconciliación podría definirse como dulce, tierna, insólita, incierta, o porque no, creativa, maltratada, pícara…
Existen estrategías de acercamiento veloz, sí señora como lo leyó. Es un momento placentero cuando ambos dejan de arrojarse cosas por la cabeza para acercarse y darse el beso más apasionado que han tenido alguna vez.

Algunas sugerencias (Atenti al doble sentido!)

-Rompele la boca Pero no de un golpe divina, sino que de un beso.

-Dale la espalda Sí, matalo con la indiferencia, cuando él diga dos palabras, tú sólo una. Pero, porqué lo de la espalda también podría pasar a ser literalmente, es decir, enojada siempre estas de espalda, mantén tu postura hasta que consigas que se acerque a ella.

-El que calla…actúa En su caso es así, a pocas palabras, más hechos. Es decir, si realmente sentís que la culpa es tuya, lo mejor es hacerte cargo pero pedir disculpas de otro modo, sin usar palabras. Simple agasajo.

-Mimitos Bien concreto. Una vez más jugate y sé tú la avanzada, y bueno, después es obvio el sexo post cena silenciosa, en donde jueguen sólo la carga de tensión y la adrenalina.

-Para el caprichoso, una ducha de agua fría. Podrías simplificarlo con un baldazo si no esta a tu acceso, pero siempre acompañado de tu presencia. ¿Porqué no revivir el carnaval?

A %d blogueros les gusta esto: