Salmón al orégano

El salmón es uno de los pescados más apreciados en nuestro país, tanto por su suave sabor como por su característica textura. Admite muchas posibilidades a la hora de cocinarlo, aunque es perfecto simplemente a la plancha. Pero lo bueno es variar, para lo cual nos servirá esta receta, muy fácil y rápida. Salmón al orégano Ingredientes para 4 personas: 4 filetes grandes de salmón, orégano, pimienta blanca, perejil, 1 vaso de vino blanco, aceite de oliva y sal.

Procura que los filetes no contengan espinas.

Unta con un poco de aceite una fuente que pueda ir al horno, y pon en ella los filetes de salmón. Echa una pizca de pimienta blanca y sal. Esparce por encima el perejil y el orégano, este último en una cantidad generosa.

Precalienta el horno durante 10 minutos a una temperatura de 200º.

Pasado este tiempo, pon el horno a 180º e introduce en él la fuente durante 5 minutos.

Una vez transcurridos los 5 minutos, abre el horno y vierte el vaso de vino blanco por encima del salmón. Vuelve a introducir en el horno y déjalo unos 10 minutos, dependiendo de lo poco o muy hecho que te guste.

Sírvelo muy caliente.

A %d blogueros les gusta esto: